domingo , octubre 22 2017
Inicio / Ahorro / Cuidado con los neumáticos en mal estado
neumaticos

Cuidado con los neumáticos en mal estado

No les damos toda la importancia que tienen pero en verdad los neumáticos constituyen una parte muy importante del coche. Estos son los que están en contacto con la carretera y también son los que pueden hacer que tengamos un accidente.

Por eso, es muy importante revisar los neumáticos antes de emprender cualquier viaje para comprobar que su uso es adecuado. Cuando hablamos del buen o mal estado del neumático pensamos en el dibujo y su profundidad, sin embargo, hay otros factores que también hay que tener en cuenta como es la presión.

La presión debemos medirla cómo mínimo cada 4 meses ya que estos factores junto con  el correcto uso de los neumáticos se evitan muchas de las averías mecánicas.

Alrededor del 40% de las visitas al taller se producen por averías en el coche cuyo origen está en el mal estado de las ruedas. Algunas de las más importantes y comunes son los fallos en los sistemas de dirección, en la amortización o en el frenado del vehículo.

Por ejemplo, no llevar la presión adecuada de los neumáticos conlleva un riesgo para los equipos de ABS o el ESP. Evitar esto es tan sencillo como medir la presión de las ruedas en las gasolineras.

Cuando se cambian las ruedas es importante hacer un buen equilibrado, uno de los signos que pueden hacer sospechar que no está bien equilibrado es que el coche se desvíe para la derecha o para la izquierda. Un mal equilibrado puede dañar los discos de freno.

Por otro lado, el límite legal de profundidad está en 1,6 mm. Llevar el dibujo de la rueda en este límite o incluso superarlo puede dañar elementos de la suspensión. Aunque realmente esto no es lo peor que puede pasar, circular con el mal estado de los neumáticos pones en peligro tu vida, la de los acompañantes y otros conductores que circulan correctamente.

A todo esto se suma otro problema y es que  muchos optan por las ruedas de segunda mano para ahorrar dinero. Es cierto que las ruedas no tienen fecha de caducidad y mientras se cuiden y vigilen los aspectos que hemos mencionado todo marchará sobre ruedas. Sin embargo, se recomienda que los neumáticos se cambien cada 5 años o cada 50.000 km como máximo, muchas de las ruedas de segunda mano se encuentran en buen estado pero han cumplido con esta última característica y por eso se retiran o son ruedas de coches de desguace.

Puede darse el caso de que nuestros neumáticos tengan el dibujo perfecto, un buen equilibrado y también presión pero encontremos un bulto, no importa el tamaño de este porque es igual de peligros. Esto se produce por los baches o las rozaduras con los bordillos, en estos casos, hay que cambiar también las ruedas ya que corremos el riesgo de que se revienten mientras circulamos y si vamos a una gran velocidad es un peligro.

Hoy en día, muchos modelos de coches nos avisan de la pérdida de presión de la rueda lo que quiere decir que se ha pinchado pero todavía no saben predecir que vamos a reventarla.

 

Quizás te interese

ahorrar en impuestos

Cómo ahorrar dinero en impuestos

“Hacienda somos todos”, es una frase que hemos escuchado millones de veces, y que no …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *