viernes , octubre 20 2017
Inicio / Ahorro / De seguros de coche y siniestros

De seguros de coche y siniestros

Además de tener un pleno conocimiento sobre la cobertura que ofrece el seguro contratado, también conviene saber cómo actuar en caso de tener que recurrir al mismo, sobre todo en lo que a plazos y derechos se refiere. Estos datos son ofrecidos normalmente por un correodor de seguros o bien por un comparador seguros coche. Ante un accidente, o cualquier otro contratiempo, que incumba al automóvil con la póliza contratada, lo primero que se ha de hacer es ponerse en contacto con la compañía en el plazo de siete días desde que se tenga conocimiento del hecho. La compañía puede solicitar todos los datos que considere oportunos, debiendo aportarlos el tomador, tanto los debidos a las circunstancias, como a las consecuencias. Este proceso no está sujeto a plazos, y aunque no se cumpla esta obligación, el derecho a la indemnización, no se pierde, a no ser que se demuestre que el asegurado actúa de forma alevosa o fraudulenta. ¿Qué hacer con el coche accidentado? En el caso de que el coche no pueda circular, habrá que ponerse en contacto con el seguro, para que envíe una grúa, con el fin de transportar el vehículo a un centro de peritaje, a un taller concertado con la compañía o al taller que el asegurador decida. Si el vehículo puede circular, el propio conductor lo llevará a cualquiera de esos puntos, comunicándole a la aseguradora dónde se encuentra el vehículo para el peritaje, tasación de los daños y posterior reparación. Si el vehículo se necesita de manera imperante, puede repararse prescindiendo del peritaje y la tasación, pero se deberá facilitar a la compañía el justificante de pago de la reparación, con el fin de que el importe pueda ser reembolsado. La documentación necesaria Si hay otro vehículo implicado en el accidente, en primer lugar hay que tomar nota de los datos personales del otro conductor y de su vehículo. Si ambos conductores firman la Declaración Amistosa de Accidente, se rellenarán todos los apartados y se hará un croquis del accidente que servirá como reconstrucción de los hechos. Una vez rellenado y firmado el parte, cada conductor se quedará con uno de los ejemplares para entregarlo a las entidades aseguradoras correspondientes. Si hay testigos, se deberán anotar sus nombres, apellidos y direcciones. También conviene tomar nota de las fuerzas policiales que han acudido al lugar del siniestro. Una vez que se da parte del accidente a la aseguradora, habrá que entregarle la Declaración Amistosa de Accidente, una copia del recibo de la prima que acredite que el pago está en curso, una copia de las condiciones particulares o especiales, así como de las modificaciones, apéndices y suplementos de la póliza. Una vez presentada la documentación, la aseguradora se encargará de la tramitación y el pago de las indemnizaciones que correspondan. Cobrar del seguro El pago por parte del seguro, deberá realizarse de forma inmediata o, en cualquier caso, en los cuarenta días posteriores a la declaración del siniestro, del pago del importe mínimo de lo que el asegurador pueda deber. Si el pago no se realiza en un plazo de tres meses sin motivos justificados, se añadirán los correspondientes intereses. En caso de que un vehículo culpable del incidente se diera a la fuga, corresponde al Consorcio de Compensación de Seguros la indemnización de los daños personales ocasionados por dicho vehículo. Si en algún caso fuese conocida la Entidad Aseguradora del vehículo dado a la fuga, las indemnizaciones corresponderán a ésta. Si se tratase de un vehículo robado o que no tiene seguro, el Consorcio de Compensación de Seguros tendría que indemnizar los daños tanto personales como materiales.

Quizás te interese

ahorrar en impuestos

Cómo ahorrar dinero en impuestos

“Hacienda somos todos”, es una frase que hemos escuchado millones de veces, y que no …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *