viernes , noviembre 24 2017
Inicio / Ahorro / Dientes seguros
seguro dental

Dientes seguros

Cada vez son más las compañías de seguros que ofrecen pólizas dentales entre sus productos. Incluidas dentro de un seguro general de salud o individuales, estas pólizas ponen nuestros dientes sobre seguro. Aunque la seguridad social ha empezado a contemplar algunos tratamientos de odontología infantiles, como las revisiones, tratamientos con flúor o sellados, lo cierto es que los adultos estamos privados de estas prestaciones. Empastes, implantes, extracciones, limpiezas…, son algunos de los tratamientos más comunes cuando se acude al dentista. Cualquiera de ellos supone un desembolso económico importante. Las pólizas dentales amortiguan en gran medida ese gasto y permiten acceder a todo tipo de pruebas diagnósticas, así como a tratamientos preventivos y de odontología. Pólizas franquiciadas El seguro dental se puede contratar como complemento de un seguro general de salud o hacerlo de manera independiente. Una y otra tienen idénticas prestaciones, pero el precio varía sensiblemente. En el primer caso supone un complemento de unas 800 ptas. al mes, a Mayo de 2.001. Mientras que, si se contrata de manera individual, el precio oscila en torno a las 1.200 ptas., mensuales. Estos precios también están sujetos a otras variables como son, la edad, el ámbito de cobertura o el lugar de residencia. Por lo general, se trata de pólizas franquiciadas, donde la compañía de seguros corre a cargo de un tanto por ciento del importe total. Como dato, baste decir que, si un empaste cuesta 8.000 ptas., con una póliza dental el coste puede reducirse a la mitad. Por su parte, las limpiezas tienen un precio aproximado en consulta privada, de 5.000 ptas., mientras que en la póliza, quedan cubiertas de forma gratuita. Con estos datos es fácil comprender que, en los últimos tres años se haya registrado un aumento en la contratación de las pólizas dentales. COBERTURAS Y EXCLUSIONES A la hora de contratar una póliza de este tipo hay que tener muy presente qué tipo de servicios quedan excluidos, cuáles están cubiertos y en qué medida. Diagnóstico y prevención. En este apartado entran; las revisiones, limpiezas, fluoraciones, sellados, radiología y consultas de urgencia, ortodoncia, entre otros. Estas consultas no están sujetas a ninguna franquicia, por lo que no será necesario hacer ningún desembolso por parte del asegurado. Demás servicios. Empastes, prótesis, extracciones, restauraciones, implantes u ortodoncias. Estas intervenciones sí están sujetas a franquicia, y cada compañía ofrece un listado con los precios de cada consulta en el momento de efectuar la póliza. Exclusiones. En este apartado, no todas las compañías aseguradoras funcionan de la misma manera, por eso conviene asegurarse de si existen exclusiones y cuáles son a la hora de firmar la póliza. Como ejemplo conviene decir que, algunas compañías no incluyen dentro de las extracciones, las muelas del juicio. OTRAS CONSIDERACIONES Cuando se va a contratar un seguro de salud a cualquier compañía, lo normal es que se establezca un periodo de carencia. Es decir, un período de tiempo durante el cual no se podrá hacer uso de todas o parte de las prestaciones contratadas. Sin embargo, con las pólizas dentales no existen estos plazos, por lo que tienen la ventaja de poder disfrutar del seguro desde el momento de la contratación. Incluso se pueden cubrir patologías que ya existen. Aunque, si se está planteando una intervención quirúrgica de gran envergadura, conviene preguntar antes de firmar el contrato, de si ésta estaría sujeta a periodo de carencia o no.

Quizás te interese

Vinilos baratos: Tendencia sin necesidad de gastar demasiado

Si te encuentras con que no tienes idea de qué color pintar una habitación de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *