jueves , diciembre 14 2017
Inicio / Ahorro / Documentos de las polizas de seguros

Documentos de las polizas de seguros

La póliza del seguro es el conjunto de documentos que recoge los acuerdos entre las partes contratantes y que constituyen la prueba de la existencia del contrato de seguro. Cuando el contenido de la póliza difiere de la proposición de seguro o de las cláusulas acordadas, el tomador del seguro puede reclamar a la entidad aseguradora la subsanación de la divergencia existente, en el plazo de un mes a partir de la entrega de la póliza. Cada vez que el asegurado abone la prima establecida al asegurador, éste ha de entregarle el correspondiente recibo de prima, en el cual se deben indicar, al menos, los datos del tomador, el número de póliza, el período de cobertura y -tratándose de seguros obligatorios- las coberturas aseguradas. Los documentos de la póliza del seguro Condiciones generales Son las previamente impresas por la entidad aseguradora sobre aspectos básicos del seguro que son comunes a riesgos de características semejantes. Para que tengan validez, deben haber sido previamente aprobadas por la Dirección General de Seguros. En ningún caso pueden tener carácter negativo para el asegurado. Condiciones particulares Toda póliza debe contener como mínimo las indicaciones siguientes:

  • Nombre y apellidos o denominación social de la parte contratante y su domicilio, así como la designación del asegurado y del beneficiario, en su caso.
  • El concepto en el cual se asegura; por ejemplo, en concepto de propietario, de arrendatario, etc.).
  • Naturaleza del riesgo cubierto.
  • Designación de los objetos asegurados y de su situación.
  • Suma asegurada o alcance de la cobertura. Es el límite máximo de la indemnización a pagar por el asegurador.
  • Importe de la prima, recargos e impuestos.
  • Vencimiento de la prima, lugar y forma de pago.
  • Duración del contrato con expresión del día y la hora en que comienzan y terminan sus efectos.
  • Nombre del agente o agentes, en el caso de que intervengan en el contrato.

Condiciones especiales Son las que, cuando existen, modifican algunas de las condiciones generales, no pudiendo tampoco ser lesivas para el asegurado. Suplementos o apéndices Pueden ser añadidos posteriormente a la póliza para complementarla o modificarla por acuerdo de las partes. Información cedida por Proyectos y seguros.

Quizás te interese

ahorro cambio hábitos

Ahorrar cambiando hábitos

Algunos de los hábitos que tenemos, hacen que gastemos mucho más dinero del que nos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *