domingo , octubre 22 2017
Inicio / Ahorro / Modalidades del seguro de hogar

Modalidades del seguro de hogar

La vivienda es, normalmente, el bien de mayor valor en el patrimonio del ciudadano medio, por lo que su aseguramiento es ciertamente importante. El seguro del hogar ofrece protección frente a cualquier adversidad de la vivienda. Es una medida de prevención ante posibles riesgos que pudieran mermar su bienestar, el de su familia y el de su patrimonio. Existen dos modalidades que permitirán adaptar el seguro a las necesidades reales con el fin de que evitar posibles sorpresas: Seguro a todo riesgo Cubre los tipos de riesgos y accidentes más comunes dentro de una vivienda: incendio, lluvias, daños eléctricos, roturas de cristales, aparatos sanitarios y placas de vitrocerámica, robo, pérdida de alimentos congelados, sustitución de cerraduras, rotura de muebles de metacrilato. El multirriesgo del hogar Hoy por hoy, el seguro más extendido es el multirriesgo hogar, un seguro combinado que incluye diferentes tipos de garantías y, por tanto, cubre en un único contrato los diversos riesgos y accidentes que pueden ocurrir en la vivienda. En las pólizas multirriesgo hogar se suele establecer una diferenciación entre garantías básicas y optativas. Las primeras son de suscripción obligatoria en el contrato y las segundas únicamente son contratadas si el asegurado las solicita voluntariamente. Así, el propietario de una vivienda puede optar por las que mejor se adapten a sus necesidades sobre el continente, el contenido y/o sobre las personas que habitan en ella; configurando una póliza a su medida. Por otra parte, las garantías optativas que ofrecen son de un gran interés. De esta forma, aquí se pueden incluir traslados gratuitos en ambulancia, reparación urgente de cerrajería, gastos de estancia en hotel cuando la vivienda resulte inhabitable, etc. Garantías básicas u obligatorias Sobre el continente y/o contenido: incendio, explosión y caída de rayo; actos de vandalismo, acciones tumultuarias y huelgas; fenómenos atmosféricos: lluvia, viento, pedrisco y nieve; pérdidas de alquileres e inhabitabilidad de la vivienda; robo, expoliación y hurto; daños producidos por el agua; rotura de cristales. Sobre las personas que habitan en la vivienda: responsabilidad civil. Permite al asegurado protegerse sobre las posibles reclamaciones que pueda ser objeto por su responsabilidad civil frente a terceros. Garantías optativas: Sobre el continente y/o contenido: daños a los bienes asegurados durante los viajes; asistencia en el hogar. Sobre las personas que habitan en la vivienda: defensa jurídica, accidentes personales.

Quizás te interese

ahorrar en impuestos

Cómo ahorrar dinero en impuestos

“Hacienda somos todos”, es una frase que hemos escuchado millones de veces, y que no …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *