viernes , diciembre 15 2017
Inicio / Ahorro / Seguros de vida

Seguros de vida

Un seguro de vida, en ocasiones, se confunde por muchos como un seguro de salud cuando en realidad no lo es. Tampoco es un seguro de hogar, ni un conjunto de varios tipos de seguros que están relacionados con una persona. Un seguro de vida se refiere a una póliza que protege nuestra propia vida en caso de que, por algún motivo, ésta se acabe y tengamos que dejar el mundo y a las personas que queremos.

Los seguros de vida no son muy habituales de hacerse así porque así. Por ejemplo, puedes encontrar que tienes que hacerte un seguro de vida si quieres pedir un préstamo (y uno de los requisitos que pueden pedirte es este) o bien porque quieres dejar a tus hijos o a tu pareja, en caso de que te pase algo, un “colchón económico para que salga adelante cuando ya no estás.

El principal motivo por el cual las personas físicas se hacen seguros de vida es básicamente éste, el de proteger a su familia o a las personas que dependen de él si hay algún problema como una incapacidad o un fallecimiento.

En base a esto, los seguros de vida son más variables que otro tipo de seguro porque cada uno elige cuál es el precio de su vida en torno a un baremo. Cuanto más quieras recibir en caso de fallecimiento o de incapacidad, mayor será la cuota que necesites pagar mes a mes aunque no te pase nada en ese tiempo. De hecho, no es solo el dinero que recibirán en caso de que tengas problemas tú sino el número de benefactores y otros muchos aspectos los que determinarán el precio mensual del seguro de vida.

A la hora de contratar un seguro de vida hay que ver las diferentes opciones que las aseguradoras te dan, leer muy bien la letra pequeña y saber lo que tienes entre manos para tomar la mejor decisión. A este respecto te recomendaríamos que supieras de antemano lo que necesitas tú y lo que necesita tu familia así como lo que tú aportas, es decir, tu edad, historial de salud, etc. Todo eso puede hacer que te acepten o rechacen en un seguro de vida. De hecho, muchas de las pólizas relacionadas con los seguros de vida se traducen en seguros de vida con valor en efectivo y seguros de vida a término.

Eso sí, el seguro de vida ha de hacerse cuanto antes porque, si la muerte se produce un mes después del seguro, lo más probable es que éste no se haga responsable del pago del mismo (son clausulas que suelen estar en todos los seguros). En esos casos hay que iniciar otra serie de procesos para saber si finalmente, y según la agencia aseguradora, les correspondiera algo a los beneficiarios o simplemente se da por suspendido el contrato y se reintegra la cantidad percibida (o se pierde).

Si quieres contratar un seguro de vida nuestra recomendación es que mires cuál puede salirte más barato porque, aunque les dejes poco de esa forma, siempre podrás dejarle el resto de otras formas menos caras.

Quizás te interese

Lámparas de salón: Encuentra el mejor diseño según tu estilo

La iluminación artificial es imprescindible en cualquier habitación, sin importar la cantidad de luz natural …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *