Jueves , Julio 27 2017
Inicio / Belleza / Un Rayo de Belleza

Un Rayo de Belleza

El láser, uno de los avances más importantes de la medicina moderna, hace su entrada triunfal en el mundo de la estética para convertirse en una poderosa herramienta de futuro. Lo último es el láser de Diodo, que amenaza con acabar de una vez por todas con las antiestéticas varices y manchas cutáneas. De todas las herramientas que se han incorporado en los últimos años al campo de la estética, el láser se lleva la palma. Presente en todas las áreas de la medicina, sienta cátedra dentro de la cirugía estética en aras de su poder para acabar con las arrugas, las manchas cutáneas, los tatuajes, las verrugas, las varices… El láser se podría definir como la punta de lanza de una tecnología que evoluciona a toda máquina. Las ventajas que aporta esta sofisticada arma de futuro son muchas. Su intervención no requiere ingreso hospitalario, no deja cicatrices y ante la ausencia de cortes, el sangrado es casi inexistente. Además, por regla general no precisa anestesia y, aunque puede provocar un cambio en la pigmentación en el área tratada, la piel vuelve a recuperar su coloración habitual en un corto espacio de tiempo. Dar en el blanco En líneas generales, se basa en dirigir un haz de luz monocromática y puntual sobre un objetivo determinado sin dañar los tejidos circundantes. Para eliminar manchas o vello, el tejido objetivo sería la melanina; el agua de las células, a la hora de combatir las arrugas; o la hemoglobina, para tratar las lesiones vasculares o varices. La longitud de onda del aparato define la medida de la luz que emite expresada en nanómetros (nm). Cuanto más alta sea, con mayor profundidad se introducirá en la piel. Existen dos tipos de láser: los de onda continua y los pulsados. Los primeros, empleados, por ejemplo, para quitar verrugas actúan sobre un blanco ininterrumpidamente y con la misma potencia durante todo el tiempo. Los pulsados, mano de santo ante las manchas solares, recorren toda la zona con breves disparos de elevada potencia. Láser de diodo y varices Lo más vanguardista es el láser de diodo, un instrumento de alta precisión que posibilita el tratamiento de lesiones vasculares y manchas, y que también ha revolucionando el mundo de la depilación. Diseñado por la Universidad de Harvard y el hospital General de Massachusetts, cuenta ya con la homologación de la FDA, organismo estadounidense competente en la materia, y de la Comunidad Europea. El láser de diodo Light-Sheer resulta muy efectivo sobre venas finas y superficiales. Su milagroso rayo acaba con arañas faciales, telangietasias en las piernas, cuperosis, capilares… A su contacto, el capilar no se rompe ni estalla. De esta forma, no provoca púrpura, es decir, unas manchas de color gris que cuesta camuflar y que se mantienen durante 15 días. Además, tampoco produce hiperpigmentación porque su longitud de onda es escasamente absorbida por la piel. Manchas en la piel El láser de diodo también hace blanco sobre las manchas solares o léntigos en una sola sesión. Las manchas son el resultado de una concentración masiva de melanina. La novedosa herramienta absorbe las partículas oscuras de la melanina y la mancha se esfuma sin que queden alterados los tejidos que la circundan. El tratamiento supone ciertas dosis de dolor, al que habrá que hacer frente con anestesia en crema, ya que no suele emplearse anestesia. Su cicatrización dura entre 8 y 12 días y no existe el riesgo de que deje manchas blancas sobre la piel tratada. Cuando el proceso acaba, se retira la epidermis con una gasa estéril empapada en suero fisiológico. Las persona que decida someterse a esta técnica no ha de tomar el sol antes de la intervención ni tres meses después de la misma.

Quizás te interese

Ojos ahumados: Como Maquillarse los Ojos Paso a Paso

Lindo tutorial paso a paso de maquillaje profesional de ojos ahumados para las que se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *