miércoles , diciembre 13 2017
Inicio / Cocina / Al rico Pescado

Al rico Pescado

Producto de delicioso sabor y sencillo de elaborar en la mayoría de los casos, los pescados son nutritivos, bajos en calorías y muy saludables. El pescado es, además, uno de los alimentos más sanos y nutritivos de cuantos la naturaleza ofrece. Casi todos los pescados son ricos en proteínas, vitamina B12, que es vital para un sistema nervioso sano; y yodo, necesario para que el tiroides funcione correctamente. Por otro lado, las grasas de pescado insaturados son beneficiosas para la salud, como indican recientes estudios, que han revelado que las personas que comen pescado por lo menos una vez a la semana, tienen menos probabilidades de sufrir enfermedades del corazón. La razón parece encontrarse en los ácidos grasos omega-3, ya que se cree que reducen el riesgo de trombosis , del mismo modo, ayudan a mejorar el flujo de la sangre. Los beneficios del consumo de pescado son tantos que, según un informe del gobierno británico es recomendable un consumo diario de 0,2 gramos de ácidos grasos omega-3 o, lo que es lo mismo, 1,5 gramos a la semana. Según el contenido en grasa de las distintas especias, el pescado se divide en dos grandes grupos: blanco y azul. Sin embargo, esta clasificación no es rigurosa, ya que la cantidad de grasa de un pescado varía según la época del año, la temperatura de las aguas, el tipo de alimentación y el periodo de reproducción de cada especie. Tanto es así que un pescado azul puede llegar a convertirse en blanco después de desovar. El pescado blanco, también llamado magro, es el que menos grasa contiene, por debajo de un 5%. A este grupo pertenecen, entre otros, la merluza, la pescadilla, la trucha, el rape. También son de este tipo los denominados pescado planos, como el lenguado o el rodaballo, que tan solo contienen entre un 1% y un 2% de grasa. Además, contienen hasta un 18% de proteínas. El aporte energético del pescado blanco es de 70 calorías por cada 100 gramos, aproximadamente, aunque hay que tener en cuenta que ese valor puede llegar a cuadruplicarse en caso de que freírse. En cuanto a los pescado ricos en grasas (más de un 10% de su peso), destacan el atún, el salmón, la morera, las sardinas y el arenque. La caballa, por ejemplo, pasa de contener el 5% de grasa por peso después del desove, en verano, al 25% de su peso en grasa al que llega en el mes de diciembre. La mayoría de los pescados azules son ricos en ácidos grasos omega-3, proteínas y vitaminas A, B12 y D. Menos graso que el azul y más que el blanco, el denominado pescado semigraso tiene entre un 5% y un 10% de grasa. En este grupo figuran el salmonete y el fletán. De agua dulce o salada Aunque esta es la clasificación más tradicional, los pescados también se pueden dividir, según su medio natural, en pescados de agua dulce (habitan en ríos, lagos y arroyos) y pescados de agua salada (viven en el mar). La mayoría de los peces son de este último tipo. La principal diferencia genérica entre ambos es que el primero de ellos es más rico en yodo y cloro, mientras que el de agua dulce contiene más potasio, magnesio y fósforo. De entre los peces que habitan en el mar, destacan la merluza, el pez espada, el bacalao, el mero, la dorada, la lubina, la sardina, la lamprea o el gallo. Los de agua dulce más populares son la trucha, la anguila, el lucio y la perca. La ración diaria de pescado para un adulto se calcula entre 150 y 200 gramos, eso sí, libre de piel, espinas y otros desperdicios, por lo que hay que tener en cuenta que para obtener 100 gramos de pescado limpio hay que adquirir 200 gramos, si están en filetes; entre 250 y 300 gramos si están en rodajas; unos 250 gramos si se trata de pescados enteros y con cabeza.

Quizás te interese

horchata de valencia

La horchata, mucho más que un refresco

La horchata es una bebida refrescante que se asocia al verano y a la zona …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *