sábado , octubre 21 2017
Inicio / Cocina / Catering, directo a casa
catering

Catering, directo a casa

¿Una cena demasiado complicada para hacer en casa? ¿Necesitas más vajilla de la que tienes? Estas y otras muchas complicaciones a la hora de realizar un evento, quedan solucionadas contratando un catering. Sólo tendrá que elegir el menú y pagar, del resto se encargan ellos. Hoy en día son muchas las empresas que se dedican al catering. Son establecimientos donde se elabora comida para enviarse al solicitante. Colegios, hospitales y hoteles son clientes fijos, donde los menús están pactados con antelación y de manera estructurada y fija. Los clientes de “a pie”, son eventuales y surgen cuando se quiere realizar algún tipo de banquete, boda o cena en la que no se da abasto de manera individual. Las empresas que se dedican a ello pueden desplazarse hasta un domicilio particular, un club social o un local de encuentro, siempre que se encuentre en un radio de acción de no más de 25 Km. Estos desplazamientos también se cobran. Tipos de catering y precios Existen dos tipos de catering. Aquellos en los que sólo se contrata la comida, y los que se contratan servicios plenos, es decir, vajilla, camareros, cocineros… Cuándo sólo se contrata la comida, el precio va en función del menú elegido pero uno estándar normalmente oscila en torno a los 18.03 euros. En estos casos, la empresa encargada desplaza una persona hasta el lugar concertado, se deposita la comida, se paga y ahí acaba el contrato. Normalmente se trata de comidas frías a base de canapés o sándwichs, que no requieren una elaboración inmediata. Cuándo se necesita un catering completo los precios suben ostensiblemente. En este tipo hay que distinguir también entre los servicios tipo buffet o aquellos que requieren sentarse. Ambos están servidos por camareros y la vajilla puede estar puesta por la empresa contratada. El servicio buffet ronda los 30.05/36.06 euros, y el servicio de mesa ronda lo 60.10/72.12 euros, a octubre de 2.000. En todas las contrataciones existe la posibilidad de confeccionar menús infantiles con un precio más reducido. Cocinado en casa o no. El que el menú esté cocinado en la propia casa contratante o no también depende del tipo de menú elegido. Si lo que se quiere es un buffet frío, lo único que se hará en la cocina, es disponer en fuentes y platos la comida que ya viene elaborada de antemano. Si, por el contrario se trata de un menú donde se incluyen platos calientes será necesario el uso de la cocina particular. En estos casos, la persona encargada de la cocina hará uso de las instalaciones privadas a su modo y conveniencia. También hay que tener en cuenta que normalmente la comida viene precocinada y lista para efectuar un último calentón o como mucho freír algo en el momento. Es decir, todo lo que conlleve, salsas, guisos o asados lo traen cocinado. Simplemente falta calentar o dar el último toque. Personal e instalaciones Normalmente, para una media de 40 comensales, acuden dos camareros y otra persona que se encarga de la cocina. Uno de los camareros es responsable de las bebidas y otro de la comida. La persona que se encuentra en la cocina es la encargada de ir cocinando en el momento, lo que sea necesario y de distribuir en fuentes aquellos platos que ya vengan confeccionados. Las instalaciones necesarias no suelen ir más allá de una cocina normal. Este tipo de empresas suele traer el menú prácticamente confeccionado, y en la cocina particular sólo hay que realizar lo imprescindible. Además en caso de ser necesario, la empresa responsable del catering se desplaza con utensilios de cocina, como por ejemplo freidoras industriales, que les faciliten el trabajo.

Quizás te interese

horchata de valencia

La horchata, mucho más que un refresco

La horchata es una bebida refrescante que se asocia al verano y a la zona …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *