viernes , octubre 20 2017
Inicio / Decoración / Chimenea cerrada, calefacción natural para todos

Chimenea cerrada, calefacción natural para todos

Eficiente, limpia y segura son sus principales premisas Desde el nacimiento del cine, la imagen del fuego dando calor al salón de una casa ha reflejado la pasión del ser humano por esta escena hogareña y típica del invierno. Hasta hace un par de décadas la chimenea abierta era la que reinaba en los hogares. Pero, desde mediados de los 90 hasta ahora la chimenea cerrada o de cassette se ha popularizado por sus ventajas energéticas.

Ventajas de ponerle un cristal a la chimenea

Hoy en día es imprescindible contar con un sistema de calefacción del hogar energéticamente eficiente. Si, además, éste puede ser natural, el coste mensual puede ser mucho menor. En este caso, no se trata de otro sistema que una chimenea/estufa cerrada mediante un cassette y una puerta de cristal como las que produce CAPSKA, uno de los referentes del sector. En cuanto a los beneficios de instalar este sistema, es posible resumirlos en estos puntos:

  • Reducción de consumo energético. Esto se debe a que, a diferencia de una chimenea abierta, es posible regular la intensidad de aire que fluye dentro del cajón. Por tanto, el tronco se consume con mayor lentitud.
  • Más limpio. Frente a las chimeneas convencionales, la de cassete con puerta evitan que las brasas puedan salar al suelo del salón. Además, la suciedad por el hollín es menos y evita que el humo, junto con su olor, invada la casa.
  • Mayor aprovechamiento del calor. Mientras que en una chimenea clásica el calor termina disipándose, el las cerradas este se concentra y, mediante una turbina, es dirigido por conductos al resto del hogar. De este modo, es posible contar con una calefacción de índole natural.
  • Incremento de la seguridad. Gracias a la implementación de una puerta, ningún residuo como son las brasas podrán acceder al habitáculo y provocar un incendio. Tampoco será necesario estar pendiente al 100% en la chimenea, puesto que no existe peligro de que las llamas penetren el cassette.

Puede ocurrir que, por un motivo ajeno a la chimenea, el cristal termine rompiéndose. En cuanto al coste de intercambiarlo por un nuevo está comprendido entre los 30 y los 55 euros. Aquí encontrarás una guía muy útil donde explican paso a paso cómo cambiar el cristal de una chimenea. La seguridad de tu hogar y tu familia no ha de estar reñida con el amor a las llamas carraspeando en tu salón, pues es posible contar con ambas cosas. Quién no se ha imaginado tumbarse en la cama o en el sofá viendo una película y disfrutar del calor de la chimenea sin tener que levantarse a cambiar el tronco durante la duración de esta. Con una estufa con cassette y puerta es posible.

Quizás te interese

Lámparas de salón: Encuentra el mejor diseño según tu estilo

La iluminación artificial es imprescindible en cualquier habitación, sin importar la cantidad de luz natural …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *