sábado , noviembre 18 2017
Inicio / Decoración / Claves para elegir un colchón

Claves para elegir un colchón

Un tercio la vida humana tiene como escenario la cama. Cómplice del descanso tras la dura jornada diaria, de los encuentros pasionales y de los momentos de enfermedad. Elegir un tipo u otro, puede redundar en el fracaso o éxito de nuestro descanso. La falta del adecuado descanso merma en la persona sus capacidades físicas e intelectuales, influye negativamente en su estado de ánimo, envejece prematuramente e incluso puede hacer que esa persona muera antes. Sin embargo el sueño no es tan sólo una cuestión de cantidad sino también de calidad. Cada persona necesita unas determinadas horas de sueño, así que es inútil hacer recomendaciones sobre cuántas horas se deben dormir. Sin embargo, lo que necesita toda persona es un sueño de calidad. En este momento entra en juego un importante factor: el equipo de descanso.

¿Colchones de muelles o de látex?

La elección del colchón adecuado para cada persona no resulta fácil. Factores como el confort, la firmeza, la frecuencia de uso, o el presupuesto económico, determinan esta decisión. A la hora de comprar un colchón muchas personas se preguntan qué será mejor, adquirirlo de látex o de muelles. Los colchones de látex tienen la ventaja de que se adaptan a los movimientos que se hacen al dormir, pero sin perder la firmeza necesaria para un buen descanso. Además, son hipoalergénicos y resistentes tanto al polvo como a la suciedad. En relación con los colchones de muelles, los de látex son más duraderos, pero menos firmes y más calurosos ya que transpiran menos que los de muelles. Por su parte, los colchones de muelles son más ecológicos, transpiran muy bien y resultan más firmes y no presentan problemas ante la humedad. Por estas razones, las personas que sudan mucho, o las que están enfermas y deben pasar mucho tiempo en la cama, verán más beneficios en el uso de este tipo de colchones que en los de látex. De cualquier modo, tenga en cuenta que un colchón nuevo sobre un somier viejo se estropea antes, por lo que lo más recomendable es renovar el equipo de descanso al completo. Un desembolso económico a tiempo puede evitar otros mucho mayores en el futuro.

Bases y canapés

Para obtener un óptimo rendimiento del colchón en cuanto al confort y duración del mismo es imprescindible que elija la base o canapé con sumo cuidado. Es esencial que éste sea firme y uniforme. En el mercado existen numerosos modelos que combinan calidad con diseño. La base o somier que sustente el colchón pueden ser fundamentalmente de tres tipos: De muelles. Presenta muy pocas ventajas y numerosos inconvenientes. Los muelles van cediendo y tiende a hundirse en el centro, lo que implica una incorrecta y y nociva postura para la espalda. De madera. Es uno de los más recomendables. Más duro y no cede. Canapé. Suelen ser de muelles, tapizados y reforzados. Son muy cómodos y resistentes, además, tienen la ventaja de que se integran perfectamente en la decoración de la habitación, ya que su diseño está muy cuidado y existen multitud de modelos. En cuanto a los canapés, existen modelos con espacios auxiliares que además de presentarse como una buena base de apoyo al colchón, permiten sacar el máximo rendimiento a los espacios. Mantas, sábanas o ropa de fuera de temporada pueden encontrar un discreto lugar donde guardarse en estos muebles.

El futón

El futón de algodón es el tradicional colchón japonés. Está fabricado con placas de algodón del tamaño del colchón que se van superponiendo unas a otras y, unidas a través de un mecanismo de botones especiales que impiden que se deslicen unas de otras. Una de sus cualidades es que absorbe muy bien la humedad manteniendo a su vez el calor del cuerpo. Por esto, su contacto con la piel es agradable y cálido. Además, tiene la ventaja de que proporciona mucho calor en invierno y frescor en verano. Sin embargo, dadas sus características tiende a perder espesor, por lo que es recomendable airearlo con frecuencia o y, pasados cinco años, insertarle una capa de látex. También existe otra vertiente que es el futón doble. Éste ofrece la ventaja de que, al nacer de la unión de dos futones estrechos, se mantiene mucho mejor la humedad, lo que da lugar a que no se apelmace tanto y permanezca mullido por más tiempo.

Quizás te interese

Cosas que no te puedes perder del catálogo de IKEA

Dentro del mundo de la decoración, no cabe duda de que el catálogo de la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *