martes , septiembre 26 2017
Inicio / Decoración / Loft: Una vivienda vanguardista

Loft: Una vivienda vanguardista

Este nuevo tipo de vivienda vanguardista ha revolucionado el mundo de la arquitectura. Espacios diáfanos que respetan la estructura original de talleres industriales, colores fríos, tuberías de calefacción, montacargas y cemento pintado son algunas de sus características. Este tipo de viviendas surgió en los setenta en Norteamérica, cuando grandes zonas industriales fueron desmanteladas y se dio un uso residencial a los edificios, antiguas fábricas, naves talleres o almacenes. Las nuevas viviendas se caracterizaron por su gran tamaño, la utilización de espacios diáfanos y la conservación de los materiales originales que les conferían un aíre industrial. El loft representa una de las mayores tendencias en el desarrollo urbano del siglo XX, y como tal ha conducido a una nueva estética urbana. La conservación de los materiales originales -como el hormigón, el ladrillo caravista y el hierro- y los grandes ventanales y colosales alturas de estos edificios ha impulsado la creación de un estilo específico para ellos. Líneas rectas, materiales que ofrecen continuidad, entreplantas, vigas y pilares, ausencia de tabiques (como mucho algún panel separador) rampas, escaleras, espacios monocolor… En cuanto a muebles los diseños ya clásicos de Lecorbusier, Mies o Jacobsen se fusionan perfectamente con este tipo de arquitectura; al igual que los muebles acabados en hierro, el aluminio, el metacrilato o las piezas de acero inoxidable. Decoración La sobriedad y la falta de ornamentación es lo característico de la arquitectura. Las paredes suelen ser lisas y blancas, los muros dejan ver el cemento gris que destaca con lo blanco del techo. Es habitual que los sistemas de climatización y el resto de las instalaciones queden a la vista. El suelo suele alternar láminas de madera oscura o mármol, en las cocinas y baños suele utilizarse el cemento pulido. La sobriedad de éste contrasta con el acero que acompaña a los lavabos, cocinas y la piedra de la ducha que, con frecuencia, queda abierta al resto del baño sin dar sensación de frío. Las cocinas se adaptan a la estética industrial. La propuesta de Bulthaup es una sucesión de frontales de roble, paneles de cristal translúcido y módulos de acero inoxidable y aluminio, que conviven perfectamente con la arquitectura de este espacio. Otras opciones muy utilizadas son los muebles sin tiradores, que enmascaran la cocina tras paneles, o los que los llevan encastrados. ¿Dónde se encuentran? Amberes y Londres son los sitios donde mayor oferta hay. En Londres se extienden a lo largo de las orillas del Támesis, donde mayor tradición industrial había. En EEUU hay proliferan en zonas como San Francisco, Nueva York, Chicago, Atlanta o Los Angeles. Latinoamérica también se ha apuntado a la moda de los Lofs, especialmente Argentina que ha adaptado nuevas construcciones a este estilo. Los precios Los precios de estas viviendas están asociados al acondicionamiento del espacio, ya que requieren una gran inversión en materiales. En España empieza a desarrollarse este concepto vanguardista de vivienda en barrios de Madrid y Barcelona. Aunque , tras el éxito con el que fue acogido, el mercado se ha quedado estancado en la Ciudad Condal. La falta de suelo y las medidas adoptadas por el Gobierno español ha dado lugar al boom [email protected], que ha elevado los precios en la zona de forma que los únicos proyectos que parecen rentables son las oficinas y los hoteles. Cuando se estabilice el mercado y el terreno vuelva a estar en su justo precio este negocio volverá a agilizarse.

Quizás te interese

Teteras de porcelana, todo lo que necesitas saber

Existen diferentes tipos de tetera que aunque todos cumplen la misma función, algunos tienen características …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *