sábado , enero 20 2018
Inicio / Decoración / Tipos de camas

Tipos de camas

Individuales, de matrimonio, abatibles, sofás-cama, camas-nido… La oferta de camas existente en el mercado es muy variada y su elección, además de atender a criterios de salud como el descanso de la espalda, debe responder también a criterios estéticos y decorativos. La cama, actualmente formada por una estructura con o sin cabecero y un armazón sobre el que se coloca un colchón, ha sido a lo largo de la historia patrimonio de las clases altas y de la nobleza, mientras que las clases menos favorecidas han dormido tradicionalmente en jergones en el suelo. En Persia, Egipto y Babilonia, en el siglo XVI a.C. ya se usaban camas, pero su forma y estructura han ido variando notablemente con el paso de los años.

TIPOS DE CAMA

El actual abanico de camas es muy amplio, por lo que a la hora de elegir una u otra es conveniente conocer los diferentes tipos y tener muy en cuenta tanto el uso que se le va a dar como el estilo de la habitación donde se va a colocar. Cama individual Es la más sencilla de todas y sus medidas más habituales son 80, 90 ó 105 cm de ancho por 182, 190 ó 200 de largo. Se utiliza muy frecuentemente en las habitaciones infantiles, tanto sin cabecero como con él. En caso de tenerlo, éste deberá estar acorde con la decoración de la habitación. Las camas individuales más usuales son de cuatro patas, aunque en los dormitorios coordinados, son cada vez más corrientes las versiones con cajones debajo. Cama de matrimonio Aunque se utiliza muchas veces para una sola persona, es la cama más extendida para los dormitorios de pareja. Las medidas estándar de la cama de matrimonio son 135, 150, 160 ó 180 cm de ancho por 182 (sólo las de 160 o 180 cm de ancho), 190 ó 200 cm de largo. La altura de las patas varia de acuerdo al estilo del dormitorio. Los de estilo oriental recurren a camas muy bajas en contraposición a los modelos más clásicos. Para aprovechar el espacio, son habituales tanto los modelos con cajones, como los canapés abatibles, que permiten acceder a un cajón de gran cabida, pero que produce una imagen más desordenada que los cajones, al estar todo guardado en un mismo espacio. Cama nido Son en realidad dos camas individuales, aunque una queda escondida debajo de la otra. Su uso es muy frecuente en dormitorios infantiles, sobre todo cuando el espacio es reducido. cama nido - copia Las nuevas tendencias han hecho evolucionar las camas nido, incrementando cada vez más su altura. Se ha pasado de los modelos en los que la cama inferior llevaba patas plegables, a otros en los que la superior forma en realidad un puente bajo el que se cobija una cama completa con cajones. Sofá cama De gran utilidad debido a su doble función, la ventaja de estos modelos radica sin duda en la posibilidad de encuadrarlos en cualquier estancia como un sofá convencional. Dependiendo del tamaño, albergará una cama individual (también son corrientes los sillones cama) o de matrimonio. Sus sistemas de apertura y cierre varían bastante de unos modelos a otros, pero por lo general, son fáciles y rápidos. Litera Dos camas individuales superpuestas, una encima de la otra, con una escalera para acceder a la superior. Las literas, son una solución muy recurrida en los dormitorios dobles, especialmente las que incorporan cajones bajo la cama inferior, para aprovechar el espacio. literas Cama abatible Tanto las camas individuales como las literas pueden ser abatibles, de forma que cuando no son utilizadas, su estructura queda oculta tras un armario. Son ideales en los dormitorios con poco espacio. Cama extensible Es una cama individual con los laterales extensibles, de forma que su longitud se puede ir aumentando a medida que el niño crece. Es una muy buen solución para aquellos padres que no quieren ver como el dormitorio se le queda pequeño a su hijo en dos días. Cama plegable Recomendadas sobre todo para un uso ocasional, este tipo de camas individuales, que generalmente se pliegan en tres partes, permiten disponer de una cama en muy poco espacio. Cama barco Es un término que se aplica a determinadas camas individuales o de matrimonio que por su forma, cabecero y piecero unidos en una sola pieza, recuerdan a un barco. Este modelo de cama imprime al dormitorio una fuerte personalidad de estilo clásico, más aún en las versiones que incluyen además con cuatro columnas o baldaquino. Cama motorizada Para los que además de dormir, utilizan la cama para leer, ver la tele… las camas que permiten variar de posición son una buena opción. Mediante uno o varios motores, dependiendo del modelo, estas camas se adaptan perfectamente a la posición del cuerpo. Muebles con cama Además de los sofás cama, existen en el mercado multitud de soluciones para disponer de una cama supletoria además de disfrutar de otros muebles cuando ésta no se utiliza, desde un puf hasta una mesa auxiliar, pasando por una consola.

Quizás te interese

Estilos de terrazas

Si estás pensado en darle un toque diferente a tu terraza, toma nota porque vamos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *