viernes , noviembre 24 2017
Inicio / Estilo de vida / La pluma estilográfica nunca pasa de moda

La pluma estilográfica nunca pasa de moda

Hablar de plumas es hacer referencia a una amplia variedad existente en el mercado; no obstante, es posible que encuentres la estilográfica, conocida también como estilógrafo o pluma fuente. Cualquiera que sea el nombre con la que la encuentres debes saber que se trata de un instrumento de gran utilidad, tanto para el dibujo técnico como para la escritura, es importante mencionar que a pesar de que ya han pasado muchos años desde que surgió en el mercado, hay personas que le siguen dando uso tal como al principio. De manera que se puede decir que no ha pasado de moda y que es útil como cualquier otra.

Como usar una pluma estilográfica

Esta pluma funciona con una tinta liquida, la cual normalmente se encuentra en un deposito especial que se encarga de protegerla para que se encuentre en perfecto estado, dicha tinta está compuesta por diversos elementos pero en su mayoría es agua la que posee. Cabe mencionar que el depósito donde se colca la tinta no es cualquiera sino uno especial que gracias a la presión atmosférica permite que se almacene la tinta hasta el momento de uso. pluma Es importante que sepas que la pluma es si, consta de algunos elementos, por ejemplo, está hecha de metal en su gran mayoría y contiene una de las piezas más importantes llamada plumín, esta funciona gracias a la gravedad y capilaridad, además de ser alimentada con la tinta de la que se habló anteriormente. Partiendo del tipo de pluma que tengas, puede ser alimentada de múltiples formas, de hecho, hay algunas que tienes hasta una forma de reemplazar la pieza donde va la tinta. Otra de las formas de utilizar la tinta con la pluma estilográfica es mediante el método de succión con lo que adquiere dicha tinta de un tintero, así como el relleno a través de un cuenta gotas que también es de gran utilidad.

Partes de una pluma estilográfica

En su mayoría se puede hablar de que constan de  3 partes principales, las cuales son: la tapa, el cuerpo y el plumín. Cuando quitas la tapa es posible que veas el cuerpo y de donde se extrae el plumín, la forma común de quitar las tapas es halándolas y empujándolas para ponerlas. Puede que sean de enroscar, así que primero tienes que conocerla para saber la forma en la que está elaborada. El plumín puede ser de dos tipos, hay algunos que son puntiagudos y que se pueden ver en cuanto quitas la tapa, pero cuando se trata de un plumín especifico para caligrafía tiene una forma plana. Debes saber que cuando se habla de cuerpo se hace referencia al resto de la pluma como tal. Ahora bien, cuando se trata del depósito para la tinta pueden ser de tres tipos, uno es llamado émbolo el cual es similar a una jeringa, con el cual es posible que se ejecute la succión mediante un jaloneo. Por otra parte se encuentra el cartucho, estos deben ser reemplazarlos cada vez que se termine, y finalmente está el depósito de tinta, con este se presiona el depósito que permite que se cree un vacio interno y cuando se suelta hay una succión de tinta, esta queda ya en el plumín para ser utilizada. Un dato de suma importancia es que limpies muy bien el plumín y cada una de las partes de este tipo de plumas, la importancia radica en que lo hagas cada vez que lo llenes de tinta para evitar daños directos a la pluma, cuando se seque la tinta posiblemente derramada.

Artículos populares

Quizás te interese

Conversor libras a kilos

En nuestra vida cotidiana nos encontramos en la necesidad de convertir medidas, ya sea medidas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *