domingo , octubre 22 2017
Inicio / Familia / Actividades de verano para niños

Actividades de verano para niños

En verano los niños pasan muchas horas sin saber qué hacer, se aburren y la mayoría de las veces no emplean su tiempo adecuadamente. Además de los deberes de vacaciones que les preparan en el cole para que no se olviden de la materia que han dado durante el año, los niños pueden mejorar sus habilidades realizando diferentes actividades. Matemáticas, escritura, creatividad, destreza, habilidades psicomotrices, trucos para leer más rápido… son algunos de los aspectos que se pueden trabajar con los peques de la casa en verano de una forma divertida. Hay que evitar que se pasen los ratos muertos cara a la televisión o jugando a la consola, mejor motivarles con otras tareas que les pueden ser más beneficiosas Aunque al principio los niños estén reticentes a colaborar, cuando sepan lo divertidas que son estas actividades ellos mismos pedirán hacerlas. Al principio, al tratarse de una novedad es casa, es mejor que un adulto acompañe y asesore a los niños sobre cómo deben desarrollar la tarea. Si los padres no pueden porque están trabajando, los abuelos, tíos, primos, hermanos mayores o personas encargadas del cuidado de los niños pueden ayudarles. Cada niño tiene una dificultad distinta que los padres conocen, es ésta la que se debe fomentar para mejorarla y que en el curso siguiente al niño le cueste menos desarrollarla. Imaginemos que el niño tiene dificultades con la escritura. Para enseñarles a escribir correctamente, ya sea porque no hacen buena letra o tienen faltas de ortografía, vamos a hacer con ellos algunas manualidades. Por ejemplo, los niños más mayores pueden hacer un pequeño libro hecho por ellos mismos donde cuenten sus aventuras de verano. Los adultos podrán hacer dibujos a su historia y crear juntos un relato bonito. Otra opción es enseñarles a escribir una carta y a enviar a los familiares algunas divertidas postales pintadas y escritas por ellos mismos. En todo momento hay que intentar fomentar los méritos de los peques y ayudarles a solventar sus problemas. Otro ejemplo para los niños que les cueste aprender a leer es hacer un abecedario escribiendo cada letra en un tapón de plástico. Así podrán jugar a formar palabras y no repetirlas con los mayores. A ver quién puede hacer más. Para fomentar la creatividad los niños pueden elaborar un mural durante los días de verano donde dibujen, pinten, peguen, decoren, recorten trozos de tela, cartulina, cartón, fotos, etc. para crear un conjunto artístico muy creativo.

Quizás te interese

habitacion bebe

Consejos para la habitación de tu bebé

A parte de esperar a tu bebé, creo que ponerte con la decoración de su …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *