lunes , septiembre 25 2017
Inicio / Familia / Cómo aliviar los cólicos del lactante

Cómo aliviar los cólicos del lactante

Los cólicos del lactante o los del primer trimestre tienen un cuadro de causa desconocida y aparecen de forma repentina durante los primeros meses de vida del bebé. Los síntomas en el bebé son unos llanos excesivos sin motivo aparente que desaparecen de forma radical. Los padres que son primerizos suelen asustarse mucho en estos casos por la intensidad de los llantos. Para saber si se trata o no de un cólico del lactante se tiene que conocer la regla de “los 3 de Wessel” (en honor al profesor de pediatría de EE.UU. que diagnosticó esta causa). Esta regla dice que se trata de un cólico del lactante si el llanto:

  • Se alarga durante 3 o más días a la semana
  • Dura 3 o más horas al día
  • Aparece antes del tercer mes de vida

Muchos médicos asocian este problema a las molestias intestinales de los bebés, pero lo cierto es que no se sabe a ciencia cierta si ésta es la causa. A continuación os damos unos consejos para aliviar los cólicos del lactante. En primer lugar intenta aliviar los gases del estómago del bebé, puedes colocarlo sobre el hombro o sobre el pecho para que expulse el aire que ha ingerido al llorar. Si con esto no se ha calmado prueba con dar un chupete para que se relaje succionándolo, esto suele funcionar en muchos bebés. Otra alternativa es bañar al bebé con agua tibia para que se relaje, a algunos bebés les encanta tener un chorro de agua suave sobre su espalda y cogen el sueño enseguida. Envolver al bebé en una manta un poco apretada puede hacer que el niño se sienta a gusto y seguro como si estuviera en el vientre de su madre. Este tipo de abrigo más prieto puede ayudarlo no sólo a que se relaje y se duerma sino también a que permanezca dormido durante más tiempo. cólicos del lactante A veces los cambios de ambiente pueden aliviar los cólicos lactantes. Si estás dentro de casa prueba a dar un paseo con el cochecito por la calle, o ir a otra habitación. Oír cosas nuevas, sentir el aire fresco o el cambio de luz pueden hacer que se distraiga y deje de llorar. El movimiento del cochecito y su vibración también son un buen relajante para los bebés. También tienes la opción de moverlo suavemente sobre una silla, mecedora o en un columpio para bebés con vibración. Si tienes una mochila para bebés de las que se colocan en el pecho utilízala y paséalo por la casa para que intente relajarse mientras escucha el latido de tu corazón. Si los ambientes con ruido no funcionan para que deje de llorar intenta ir con el bebé a una habitación silenciosa donde los sonidos no le molesten quizás responda mejor al silencio, a la oscuridad y a la quietud. Por último puedes intentar darle un suave masaje para que preste atención a tus movimientos sobre su piel y deje de pensar en llorar. Cada niño es un mundo distinto a si que tendrás que comprobar qué funciona con tu bebé.

Quizás te interese

habitacion bebe

Consejos para la habitación de tu bebé

A parte de esperar a tu bebé, creo que ponerte con la decoración de su …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *