miércoles , octubre 18 2017
Inicio / Familia / Cómo manejar un divorcio con hijos

Cómo manejar un divorcio con hijos

Cuando llega el divorcio a un matrimonio una de las personas más afectadas son los hijos y esto hace que si el divorcio es mal llevado le cause a los pequeños traumas que con el tiempo serán muy difíciles de curar. Los hijos tiene el sueño anhelado de que sus padres jamás se separen y en la mayoría de los casos terminan siendo las grandes victimas de un divorcio, sobre todo si el divorcio no se hace a tiempo. Cuando una pareja piensa en divorciarse, debe tener en cuenta que no sólo se están separando ellos, están separando una familia y no son los únicos afectados en eso. Por eso, van a tener que pensar muy bien que le van a decir y sobre todo hacerles ver que ellos no tienen la culpa de este suceso. Jamás desprestigiar a la ex pareja ya que con eso lo único que se consigue es generar odio en el pequeño hacia los dos. Las consecuencias del divorcio caerán sobre todos, padres e hijos, pero principalmente sobre los hijos. El divorcio es un proceso largo y traumático para toda la familia, especialmente para ellos, ya que desgraciadamente, tienen que ser espectadores activos o pasivos, ante las discusiones y violencias domesticas, durante todo el tiempo del desarrollo y tramitación. Es necesario explicar con mucha claridad y con mucho cuidado, para no herirles más, todos los detalles de cómo, el divorcio de los padres va a afectar sus vidas en relación con su nueva familia, vivienda, escuela, sociedad, etc. También tienen que explicarles, que la culpa de lo que sucede no es de los niños, si no que es, una decisión unilateral que han tomado los padres, olvidándose del daño irreparable que hacen a los hijos. Ninguna edad es buena para iniciar una separación. Si la separación surge cuando se esta embarazada, el bebé capta toda la tristeza de la madre y puede salir con cambios de humor muy variantes. Si es en una edad temprana, pueden desarrollar cambios en la actitud del niño y volverlo insoportablemente rebelde ya que al faltar uno de los padres el niño necesitará más atención. Cuando son mayores, n cambio de este tipo en su vida, puede orillarlos a buscar un circulo en el cual se sientan más cómodos y eso hace que se puedan involucrar con personas no aptas para adolescentes. Un divorcio siempre va a causar daño, pero hay que buscar la manera de hacer el menor daño posible.

Quizás te interese

habitacion bebe

Consejos para la habitación de tu bebé

A parte de esperar a tu bebé, creo que ponerte con la decoración de su …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *