viernes , diciembre 15 2017
Inicio / Familia / En que consiste la fecundación in vitro
fiv

En que consiste la fecundación in vitro

Las parejas que tienen problemas para tener hijos, ya sea por problemas de fertilidad u otros aspectos que lo impidan, a menudo recurren a la fecundación in vitro para solventar este problema. La fecundación in vitro consiste en una técnica de laboratorio donde fuera del útero fecundan un óvulo con un espermatozoide. Se trata del tratamiento más común para la esterilidad, cuando ya se han practicado otros métodos de reproducción asistida y ninguno ha tenido éxito. Para poder extraer los óvulos de la madre, hay que llevar a cabo un exhaustivo control hormonal del proceso de ovulación para extraer uno o varios ovocitos de los ovarios de la madre. Luego estos serán fecundados en un medio líquido por los espermatozoides. Una vez se haya dado la fecundación, el ovocito ya fecundado se inserta en el útero de la mujer para que continúe su desarrollo de forma normal. Previamente a la fecundación, se realiza una estimulación ovárica empleando fármacos que promoverán una producción mayor de óvulos. Este proceso es controlado mediante análisis de estradiol en sangre y por ecografías vaginales. Cuando los folículos están maduros se programa la extracción de los mismos. Para sacaros se realiza una punción ovárica bajo una sedación leve. Una vez aspirados se observa la calidad y la madurez de estos. El tercer paso dentro del proceso es fertilizar los óvulos, la unión con el espermatozoide se realiza el mismo día de la extracción, por lo que es imprescindible tener una muestra de semen del padre. Esta unión se puede realizar de dos formas, o bien mediante la Microinyección espermática introduciendo un espermatozoide en cada óvulo o colocando tantos óvulos como espermatozoides juntos en una placa de Petri.  Tras unas 16 o 20 horas se puede conocer bajo el microscopio el número de óvulos que han sido fecundados. Lo habitual es que sean entre 7 y 10, a las horas se podrá ver si los embriones son o no viables para hacer la transferencia embrionaria. Para devolver los embriones al útero el proceso es mucho más rápido y fácil que para la extracción. Estos se introducen mediante una cánula de plástico, los que restan se conservan en un banco de embriones para futuros intentos. Normalmente se suelen transferir entre 1 ó 2 embriones a la madre, dependiendo de su edad, la calidad embrionaria o las características médicas, entre otros factores.

Quizás te interese

Factores que afectan a la fertilidad

Son muchos los factores que pueden afectar de forma directa o indirecta a la facilidad …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *