domingo , octubre 22 2017
Inicio / Familia / La cena, larga y divertida, dos veces buena

La cena, larga y divertida, dos veces buena

IKEA quiere recuperar el espíritu de sentarse a cenar La rutina, las prisas, los avances tecnológicos y la inmediatez de las cosas están haciendo que la sociedad vivía disputando una continua carrera de fondo en la que olvidamos hasta interactuar con los familiares que nos rodean. Ejemplo de ello ha sido la pérdida de la tradicional “cena en familia”. A pesar de que pueda sonar que hablamos de un hecho del siglo pasado, la realidad es que la última comida del día es el momento más idóneo para que os conozcáis toda la familia un poco más, saber cómo ha ido la jornada del resto, reír, disfrutar y vivir juntos un instante en el que el resto de realidades que nos rodean se quedan en ‘standby’. IKEA quiere promover la ‘ley de la cena’, en la que se recuperen los valores de este momento de reunión y que, a su vez, ésta se convierta en un momento de recogimiento familiar a la par que lúdico.

Consejos para hacer tus cenas divertidas

¿Por qué no conviertes las cenas en un instante divertido del día? De este modo los más peques de la casa desearán que llegue este momento y se irán a la cama con una sonrisa. A continuación te dejamos una serie de ideas que harán que tu cena sea cada día diferente.

Planifica el menú

Una buena manera para que los niños se involucren en las tareas del hogar y conozcan la importancia de una buena alimentación, es que ellos también decidan y debatan contigo el menú para la semana. Además de definir las comidas, es bueno que te acompañen al supermercado a por los ingredientes y que te ayuden en tareas como poner la mesa. Primero, pueden empezar con tareas sencillas como llevar alimentos como el pan o las servilletas y poco a poco ir superando nuevos retos y adquiriendo nuevas responsabilidades.

Cocina con tus nenes

Otro método para educar a tus hijos y enseñarles los beneficios de los alimentos y en qué tipos de platos se usan unos u otros, es que sean tus pinches de cocina. De primeras, pueden comenzar con tareas fáciles como pelar las verduras, amasar la masa de pizza, limpiar las verduras o mezclar los alimentos. A medida que vayan creciendo y adquiriendo más experiencia, podrás ir encargándoles tareas más complejas para que ellos lo vean como un reto y quieran superarse a sí mismos. Desde IKEA te recomendamos que hagas uso de nuestra amplia selección de tuppers para separar los distintos ingredientes. De este modo, los niños sabrán de manera intuitiva dónde va y dónde está cada ingrediente.

Disfrutar de una cena divertida

Antes de sentarse a la mesa y, para que la atención se centre 100% en dicho instante, te recomendamos que todos los móviles o aparatos electrónicos queden alejados del perímetro de diversión, es decir, la mesa. Una vez que hayas logrado esto, es momento de jugar a ‘preguntas y respuestas’. En realidad, no se trata de otra cosa que de fomentar el diálogo entre vosotros para conocer el día a día del resto, sus preocupaciones, sus alegrías, sus anécdotas del trabajo o del cole. Cuando llegue la hora de la sobremesa te proponemos que pongas en marcha la ronda de juegos. Es tan sencillo que mientras disfrutáis del postre, juguéis al ‘Veo, Veo’, ‘Palabras Encadenadas’ o a un concurso de a ver quién cuenta el chiste más gracioso. ph134869 Recoger la mesa en cadena es la forma ideal para que tus peques vayan tomando conciencia del trabajo colaborativo y en equipo. De hecho, una manera de hacerlo es dividir el trabajo en dos equipos, el de recoger y el de limpiar y competir de una manera sana y divertida entre vosotros.

Que no se te acaben las ideas

Según la OCDE en España los niños y adolescentes cuentan con una carga de alrededor de 6,5 horas de deberes a la semana, frente a países como Finlandia (2,8) y Corea del Sur (2,6), los cuales registras unas cifras de fracaso escolar mucho más bajas. Este hecho ha provocado que los niños españoles se sientas agobiados y estresados con la carga de trabajo y que esto repercuta en la vida familiar. De modo que, al final se termina cenando por turnos sin existir una mayor interacción entre padres e hijos. Desde IKEA, nos hemos sumado a la petición en ‘change.org’ de reducir el nivel de deberes que reciben los niños. Para evitar que la cena quede en un segundo plano, te proponemos que busques implementar platos de distintos países en tus cenas. Por ejemplo, un día tacos mexicanos, otro día arroz tres delicias o sushi japonés. Es una manera de que tus hijos se interesen por estas culturas y quieran conocer más de ellas. Otro método de hacer de la cena un momento didáctico es hacer ejercicios de matemáticas a la hora de dividir platos como la pizza o una empanada. IKEA hace un llamamiento a todas las familias a que disfruten de la cena y se esfuercen por recuperar la esencia de este momento de nuestra rutina diaria. Post patrocinado

Quizás te interese

habitacion bebe

Consejos para la habitación de tu bebé

A parte de esperar a tu bebé, creo que ponerte con la decoración de su …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *