viernes , diciembre 15 2017
Inicio / Familia / Los beneficios de la “talasoterapia”

Los beneficios de la “talasoterapia”

La talasoterapia proviene  de la palabra “Thalassos”, en griego antiguo significa mar. Esta terapia consiste en la utilización de elementos marinos (agua de maralgasbarro y otras sustancias extraídas del mar) y del clima marino con un fin curativo o preventivo. Hace poco se hizo famoso el vídeo en Internet de dos gemelos recién nacidos que se bañaban con la técnica de baño para bebés “Thalasso baby bath” y parecía que no se habían enterado de que habían nacido. Esta técnica fue descubierta por Sonia Rochel, una enfermera francesa que ha hecho un estudio sobre técnicas de relajación en bebés durante la hora del baño. Los bebés que hasta los dos meses tienen la memoria del útero se relajan mientras se bañan con suaves masajes y música relajante. De este modo se evita que griten o lloren durante el momento del baño. El vídeo sin duda enternece a cualquiera. La talasoterapia se utiliza también en adultos para apaliar diferentes enfermedades y para la prevención de ciertas secuelas o invalideces. Para llevar a cabo esta terapia se puede hacer tanto de forma natural aprovechando las condiciones y elementos del medio marino, como de forma artificial. La talasoterapia artificial se puede realizar con diferentes técnicas, como puede ser la balneación (inmersión en agua de mar en centros habilitados), baños generales de burbujas o chorros, baños parciales de alguna extremidad del cuerpo, circuitos de piscinas con diferentes temperaturas, chorros a presión, ducha vichy… Además de poder acudir a centros especializados en estos tratamientos, también se pueden realizar en casa gracias a las bañeras de hidromasaje o a las columnas de ducha con chorros donde la temperatura del agua es graduable. El uso de estos sanitarios aliviará las tensiones, eliminará el estrés y ayudará a relajar las zonas del cuerpo que se quiere aliviar. Además, tiene beneficios notables sobre la circulación arterial y elimina toxinas al abrir los poros. No es recomendable darse largos baños, ya que se puede sufrir una bajada de tensión. Por ello el tiempo recomendado es entre 15 y 20 minutos. Como veis darse un baño tiene muchos beneficios no sólo a nivel físico si no también personal, ya que la relajación es muy importante para soportar el estrés del día a día.

Quizás te interese

errores al amamantar

Consejos para amamantar a tu bebé

Muchas madres tienen más miedo a la lactancia materna que al propio parto en sí, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *