domingo , diciembre 17 2017
Inicio / Familia / Niños con las manos en la masa

Niños con las manos en la masa

¿Cansados de puzzles, manualidades y juegos de mesa? Una divertida tarde en la cocina permitirá a los pequeños dar rienda suelta a su creatividad. Los pequeños disfrutarán convirtiéndose en pinches de cocina. Un delantal, unos guantes y un gorro de cocinero, si se tiene a mano, bastarán para que el niño se integre en el proceso culinario. La aventura comienza con la visita al supermercado para comprar los ingredientes necesarios. Los postres son la mejor especialidad para que los pequeños se inicien en el mundo culinario. Hacer gofres, palomitas o helados puede ser un buen comienzo y ellos disfrutarán poniendo en práctica la expresión de Juan Palomo Yo me lo guiso, yo me lo como. Permítales colaborar en las tareas adecuadas a su edad y tómelo como un juego; las prisas y la obligación no son amigas de los buenos hábitos alimentarios, tenga paciencia.

Algodón de azúcar

¿Cuantas veces se ha paseado por la feria y su hijo le ha pedido un algodón de azúcar? Ahora el niño ya puede aprender a fabricar el dulce algodón que preside toda fiesta que se precie. Con una simple cucharada de azúcar se convertirá por arte de magia en un dulcísimo y apetecible algodón en sólo unos minutos. Se puede utilizar indistintamente tanto azúcar blanco como moreno. ¡El no va más de las fiestas infantiles!

¿Gofres en casa?

Ahora es posible deleitar a los más pequeños con uno de sus postres favoritos. Para disfrutar de los desayunos y meriendas más dulces, los niños sólo deben hacer la masa y elegir entre algunas de las bases multiformes, ¿la de corazón, por ejemplo? Con las nuevas gofreras lo más complicado será decantarse por el relleno; nata, chocolate, mermelada o azúcar para los golosos; salado, para los menos.

¡Al rico helado!

Con ingredientes sanos y naturales y al gusto de cada pequeño. La recetas son tan sencillas que la principal labor de los pequeños será dejar volar su imaginación para decantarse por un sabor: yogur, chocolate, limón, fresa, plátano, galletas… Tan sólo tendrás que esperar 20 minutos para disfrutar de deliciosos helados y sorbetes caseros.

Churros y galletas

Batir, dar forma, hornear y comer; ¡así de fácil! Doce moldes para pastas y tres boquillas para hacer churros; con las nuevas máquinas de churros y galletas dar forma a las mousses o decorar pasteles es cosa de niños. Ahora es posible olvidarse de las complicadas mangas pasteleras; los pequeños cocineros podrán hacer pastas artísticas, y aprender a decorar pasteles. ¡Disfrutarán como enanos!

Un tarde de cine

Una película de dibujos animados necesita de una buena compañía, ¿qué mejor que unas palomitas caseras?. Olvídese del microondas; el pequeño sólo tiene que meterlas en la palomitera y esperar tres minutos para disfrutar de una explosión de placer salado. ¡Les encantará verlas caer como en las palomiteras profesionales!

¡Perfectos reposteros!

Ahora puede hacer corazones, osos, estrellas, abetos, lunas y círculos de chocolate, para que el postre por excelencia para todo niño sea aún más divertido. El simple hecho de verter el chocolate en el recipiente hará involucrarse al niño en lo que después de unos minutos será una chocolatina en toda regla. ¡Las chocolatinas más sabrosas ya estás listas para ser devoradas!

Quizás te interese

errores al amamantar

Consejos para amamantar a tu bebé

Muchas madres tienen más miedo a la lactancia materna que al propio parto en sí, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *