martes , diciembre 12 2017
Inicio / Familia / Qué es el síndrome de déficit atencional (SDA)

Qué es el síndrome de déficit atencional (SDA)

Una de los problemas que muestran algunos niños con SDA está relacionado con el bajo rendimiento escolar, en lo que se refiere a sus habilidades intelectuales. Según los expertos, los logros académicos de la mayor parte de los estudiantes afectados con este síndrome son, en general, más bajos que la media al menos en una asignatura. Es complicado establecer cuál es la relación entre el Síndrome de Déficit Atencional y los problemas académicos, ya que los investigadores la explican atendiendo a tres posibilidades:

  1. Los problemas académicos causan el SDA.
  2. El SDA es la causa de las dificultades en el aprendizaje.
  3. Ambos son la consecuencia de otros factores.

Los problemas académicos causan el SDA

Según los defensores de esta hipótesis, los problemas académicos son los causantes de la impulsividad, de los comportamientos no deseables y de la desatención. Algunos autores lo explican como un círculo vicioso. Así, dicen que las dificultades en el aprendizaje llevan a un fracaso escolar crónico que con el tiempo hace que estos niños tengan un bajo autoconcepto académico. Como consecuencia, se sienten menos motivados para atender y seguir el ritmo de la clase. Esto, a su vez, hace que los aprendizajes logrados sean menores de lo habitual.

El SDA es la causa de las dificultades en el aprendizaje

Esta hipótesis se basa en que las conductas que componen el SDA (desatención, impulsividad e hiperactividad) no permiten al niño adquirir conocimientos, ni demostrar lo aprendido. Esto puede ser debido a dos causas: La hiperactividad distrae su atención y hace que su grado de aprendizaje sea inferior de lo normal. Debido a la impulsividad que les caracteriza, toman decisiones demasiado rápido, sin tiempo para pensar si son las más adecuadas. Ambos son la consecuencia de otros factores Se trata de la hipótesis más común. Se cree que tanto el SDA como las dificultades en el aprendizaje son debidos a otros factores. Las variables que entran en juego pueden ser múltiples, y estar referidas a características propias del sujeto (como el temperamento), a variables del medio donde se desenvuelve (hogares problemáticos), o a un problema neurológico.

Quizás te interese

Las mejores nanas para bebés

¿Tenéis niños pequeños? Entonces sabréis que cada niño es un mundo a la hora de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *