jueves , noviembre 23 2017
Inicio / Familia / Ventajas y desventajas del parto acuático
habitacion bebe

Ventajas y desventajas del parto acuático

¿Conoces el parto acuático? ¿Te lo has planteado? Muchas de las mujeres que han decidido parir de esta manera, dicen que es como una epidural natural. El agua es un elemento donde el cuerpo puede relajarse, lo que ayuda a soportar mejor las tensiones y el dolor del parto. A pesar de ser un método sencillo, no siempre está recomendado. En casos de riesgo, los médicos aconsejan evitarlo, y en el caso que se realice en casa, el parto en el agua debe ser siempre supervisado de una matrona o ginecólogo. Hay que tener muy en cuenta las circunstancias médicas antes de decidirte por este tipo de parto. Ventajas El parto en el agua es una buena alternativa porque permite crear un entorno más cálido que el tradicional paritorio, ayuda a relajar mucho a la madre. Es una de las formas más naturales y bonitas de nacer. Eso sí, por encima de todo hay que procurar la seguridad tanto de la madre como del bebé. Y ante la más leve complicación, hay que estar preparado para trasladar a la madre al hospital inmediatamente. Lo normal en un parto acuático es parir en una bañera, siendo aconsejable disponer de un entorno que permita a la mujer salir y entrar del agua con seguridad y facilidad.  También es importante que la mujer pueda moverse y cambiar de postura sin problemas dentro de la bañera. La temperatura del agua debe ser de 37 grados, similar a la temperatura de nuestro organismo. Así se disminuye la producción de adrenalina, ayudando a relajar los músculos y favoreciendo, con menos dolores, la dilatación. Otra ventaja a tener en cuenta es que evita la episiotomía( el corte en el periné) en el parto.  La postura en el agua ayuda a la salida del bebé con más facilidad. La salida al exterior del bebé es mucho más relajada, y las sensaciones le llegan de manera más gradual(sonidos, luces, contactos, cambios de temperatura…). El parto en el agua facilita el paso del líquido amniótico al mundo exterior.  Cuando el peque ha nacido, se coloca pegado al vientre de la madre, aún bajo el agua, y se le realizan suaves masajes durante unos minutos. Después, al sacar al bebé del agua, empezará a respirar por sí mismo, y se cortará el cordón umbilical. Desventajas Aunque cada vez está mejor considerada esta opción como forma de parto, y de hecho, hay famosas que recientemente lo han hecho como, Raquel de Rosario, antes de tomar la decisión hay que pensar en las ventajas y los riesgos. Los especialistas insisten en que la seguridad de ambos es lo más importante. Muchos médicos comentan que no es demasiado bueno que la mujer esté muy relajada, porque puede retrasar la llegada del bebé. Además, si no se ha aplicado un enema, puede haber riesgo de evacuar al intentar empujar y que se ensucie e infecte el agua. Cuando hay una complicación, los riesgos se acentúan, sobre todo cuando para tomar medidas hay que trasladar con urgencia a la madre al hospital. Por ejemplo, el bebé debe estar siempre siendo monitorizado, y no todos los centros tienen monitores diseñados para usar bajo el agua, de esta manera la mujer debe salir del agua para ver que todo vaya bien. No hay que entrar en el agua desde el primer momento, solo cuando se haya dilatado por lo menos 5 centímetros. El parto en el agua solo es aconsejable para embarazos de bajo riesgo, y cuando la madre no tenga problemas de hipertensión arterial, cardiopatías o cualquier otra afección que el médico vea como un factor de riesgos y complicaciones para el parto. Ante todo, valora tu caso concreto y háblalo con tu médico, puede que sea una preciosa y menos dolorosa experiencia.

Artículos populares

Quizás te interese

Nuevos quesitos mini Babybel

Seguro que de pequeño has comido un montón de quesos mini Babybel, ¡qué ricos estaban! …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *