domingo , octubre 22 2017
Inicio / Jardinería / Un jardín Japonés en casa

Un jardín Japonés en casa

Los jardines japoneses pueden ser tan complejos o simples como decidas, el objetivo crear un espacio delimitado que produzca serenidad, relajación y calma. Si lo que quieres es crear uno interior, lo más espectacular es construir un patio de luz acristalado integrado con otras estancias de la casa como la cocina o el salón. JARDIN ZEN Si no quieres hacer obras pero quieres tener tu rincón japonés, busca un sitio con claridad y que no sea de paso, elije un bambú interior y hazte con un pequeño jardín zen como el que venden en Vinçon por menos de 40€. Tendrás tu mini espacio zen en el rincón de la casa que elijas. Si además le incorporas alguna pequeña fuente de agua el efecto será sorprendente. Luces y fuentes tiene algunos modelos que te gustarán. LUCES Y FUENTES Las claves para comprender la esencia y el origen de este tipo de jardines son importantes para crear tu espacio zen en casa. Este tipo de jardines surgen tempranamente en Japón, en el período Heian, el último de la época clásica del país. Su difusión fue tan rápida, que hoy en día los podemos encontrar en casa privadas, templos budistas, parques, capillas sintoístas. Destaca el jardín zen, son los más famosos en Occidente por la gran difusión de su cultura. Rocas, plantas y agua son los elementos imprescindibles en el jardín japonés. MINI JARDÍN ZEN El simbolismo en los jardines japoneses es fundamental, se trata de crear un paisaje de agua y tierra, ya bien sea real o imaginario. Las rocas son fundamentales, debes colocarlas igual que te las has encontrado. Pueden ser de diferentes tamaños, colores y texturas; las planas también son útiles como lozas grandes. Simbolizan picos de montañas o islas en el mar. El lugar que ocupan las rocas en los jardines se llama Iwakura. Las rocas en un jardín japonés están al natural, manteniendo sus formas, colocándose primero las de mayor tamaño. JARDIN ZEN VINÇON Los jardines japoneses se consideran espacios de meditación. Lugares de encuentro con la naturaleza. Son centros de serenidad pensados para relajarse y ser admirados. Cercas de maderas, brezos o arbustos se convierten en elementos imprescindibles. Podemos diferenciar dos tipos de jardín japonés. Por un lado están los jardines de paseo, están diseñados para pasear por ellos a lo largo de sus senderos. Y por otro lado están los jardines de aposento, pensados para ser contemplados. Lo más importante para dar una sensación de amplitud, sobre todo en lugares pequeños, es una buena distribución de árboles, arbustos, rocas y plantas en general. JARDINES JAPONESES Senderos, pequeños estanques, lagunas, puentes, linternas de piedra… son algunos de los elementos típicos de un jardín japonés. A la hora de elegir las plantas, debes saber que las caducas recuerdan el paso del tiempo y las perennes representan estabilidad. Además del bambú puedes elegir la azalea, los helechos, el rododendro, el arce japonés o los lirios entre otros. El musgo es un elemento precioso dentro de un jardín japonés pero necesita de humedad constante y sombra. ARCE JAPONES El jardín japonés debe estar cerrado, aislado del exterior para ello utiliza láminas de brezo, cañizo, bambú o setos, la única condición es que cualquier material debe ser natural. La arena o grava simboliza el agua. Debes rastrillarla para que simule el movimiento de aquélla, hay distintos tipos de rastrillados que forman figuras muy relajantes. La idea del jardín japonés es representar la belleza de la naturaleza y el equilibrio inestable creando sensaciones de paz y relajación…ahora ya puedes crear tu jardín japonés en cualquier lugar de tu casa y disfrutar de esos momentos de serenidad que tan bien vienen en esta ajetreada vida que llevamos.

Quizás te interese

manzano

Manzano de la tentación

Como plantar y cuidar al árbol de la fruta mágica Desde que Adán y Eva …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *