viernes , octubre 20 2017
Inicio / Pareja / Sexualidad tras la menopausia

Sexualidad tras la menopausia

La fase que sigue a la menopausia se revela en muchas parejas como uno de los periodos más felices de la armonía sexual. Desvinculados del binomio sexo-procreación, pueden vivir las relaciones con más libertad que nunca. El único problema es que algunas mujeres se quejan de una disminución de la lubricación vaginal. Los cambios físicos pueden ser combatidos con terapias hormonales y psicoterapias específicas. Pero lo que más cuenta es que la mujer no viva ese proceso sola y que encuentre en su pareja consuelo, seguridad y solidaridad. Y el papel del sexo en ello puede ser vital. EL ORIGEN DE LAS OBSESIONES Las obsesiones son algo común a todos los seres humanos. Estas se dan especialmente en la época de la adolescencia. Por ejemplo, desarrollando fijaciones bien sea con personas cercanas (profesores, etc…) o que pueden parecer inalcanzables (ídolos deportivos, musicales, etc…). Pero el peligro se desata cuando el obsesivo pasa de la teoría a la práctica y no pudiendo controlar el impulso, pasa al acto. A partir de ahí actúa acosando, persiguiendo y controlando. En el peor de los casos llega a acabar agrediendo. La persona obsesiva no siempre actúa impulsada por el amor, aunque eso es lo que se piensa en un principio. Puede actuar movida solamente por un afán excesivo de dominio. Incluso por la patología perversa de querer despertar temor en la otra persona. DESPUÉS DE UNA ATRACCIÓN FATAL Las relaciones que surgen por una atracción fatal no suelen acabar bien. Los momentos positivos a veces no compensan en relación con los disgustos y tensiones que puede acarrear la relación. Las depresiones suelen ser habituales por el surgimiento de peleas o críticas continuas. Además, el acoso causa temor, con lo cual la persona acosada puede acabar recurriendo a un psicólogo para recuperar el comportamiento habitual. El miedo al amor es un gran problema. A las personas les cuesta emprender otra relación y se obra con mucha más cautela. También existe un sentimiento de culpa por haber dejado la relación. Finalmente el aislamiento que supone convivir con una pareja obsesiva, aleja a la persona de sus amigos y familia. PAREJA Y TRABAJO La integración de la mujer en puestos de responsabilidad y la nueva orientación de los departamentos de recursos humanos son dos causas para el incremento de las relaciones sexuales entre compañeros de trabajo. Es ahora mucho más fácil que coincidan personas de diferente sexo. Además, la rutina laboral tiene su influencia. La adicción al trabajo puede hacer que se reduzca el tiempo para la búsqueda de pareja. La proximidad física es un elemento decisivo para el éxito de una relación, algo que es habitual a la hora de trabajar. Por otra parte, trabajar juntos une. La intensidad de la tarea y el hecho de salir triunfante de ella origina empatía. Además, razones de salud (amenaza del SIDA, por ejemplo) han hecho que no se arriesgue en mantener contacto sexual con personas desconocidas. RELACIONES AMOROSAS EN EL TRABAJO ¿CUÁNTO DURAN? Las relaciones que se dan en el trabajo pueden durar de una noche a varios años. Las aventuras de una noche son las menos, alrededor de un 3%. Otro porcentaje parecido, casi del 5%, es el que comprende las relaciones que llegan hasta la semana. El 11% de las parejas llega a cumplir un mes juntos. Los porcentajes más altos se los llevan las relaciones visos de seguir adelante. El 27% de las parejas cumple medio año de convivencia y un 12% llega a celebrar el primer aniversario. En el 37% de los casos se supera el año juntos, aunque cada día es más complicado.

Quizás te interese

Como abeja al panal. El secreto de atraer al sexo masculino

¿Cuando sales a pasear encuentras que, a pesar de morirte de ganas de conocer a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *