miércoles , octubre 18 2017
Inicio / Salud / Comer de todo sin complejos

Comer de todo sin complejos

Si se tiene hambre entre horas, es mejor comer algo que aumentar la ansiedad para la hora de la comida principal. Se puede elegir entre varios alimentos que no supondrán alteración alguna para la dieta: un café, un huevo duro, una zanahoria cruda o un yogur natural sin azúcar serán suficientes para quitar el hambre. Se puede comer verdura a voluntad elaborándola con poca grasa. Es muy importante no saltarse ninguna de las tres comidas principales. Comer despacio y con tranquilidad ayuda a sentirse más lleno. Si se come rápido no se sentirá saciado y seguirá teniendo hambre. Si se acostumbra a servirse la comida en un plato de postre, le dará la sensación de que come lo mismo que los demás, aunque no sea así. No sustituya el pan por biscotes, engordan más. Redúzcalo al máximo. El embutido magro, sin grasa, engorda menos que el pescado. Se puede utilizar en ensaladas, como guarnición o para un tentempié de media mañana. Comer de vez en cuando un buen jamón de bellota le dará la sensación de no estar de dieta. Procuré mentalizarse de que dieta no es sinónimo de hambre ni de aburrimiento. Poniendo un poco de imaginación conseguirá olvidar que no puede comer ciertos alimentos. Destierre los tópicos. Hay muchos alimentos que pensamos que engordan y no es así. Un ejemplo: una ración de habas con almejas en salsa verde sólo tiene 400 calorías. Una zanahoria cortada en láminas y unos trozos de apio son perfectos para picar antes de la comida.

Quizás te interese

¿Qué significa la citólisis? ¿A quién puede afectar?

La gran cantidad de palabras en el mundo de la medicina que existen para describir …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *