viernes , octubre 20 2017
Inicio / Salud / Comida para Diabéticos

Comida para Diabéticos

Las asociaciones nacionales de diabéticos de Gran Bretaña, Estados Unidos, Finlandia, Canadá, Australia y varios otros países occidentales recomiendan a los diabéticos, ya sean insulinodependientes o no, el tipo de dietas ricas en carbohidratos fibrosos y bajas en grasas. Las ventajas que ofrece una dieta de este tipo son varias: en primer lugar, reducir la cantidad de grasa ayuda a bajar los niveles de colesterol en la sangre, que suele ser elevados en personas con diabetes y, de ese modo, disminuyen los riesgos de sufrir ataques cardíacos. Por otra parte, la fibra dietética o dura -en particular la que se encuentra en las habichuelas, alubias rojas, guisantes, lentejas, cereales integrales, pastas, arroz, frutas y verduras-, contribuye a bajar los niveles de azúcar en la sangre. De este modo se previenen los problemas asociados a este tipo de dolencia, entre ellos los que atañen a la vista; un mal control puede desembocar en una ceguera. En cualquier caso, la alimentación idónea para los diabéticos deberá ser sana, integral y muy variada. Cada persona diabética, cuando vaya a elegir su dieta, deberá guiarse siempre por su necesidad personal. La alimentación se determina, sobre todo, por el peso corporal, el esfuerzo físico que se realice y la edad. El peso teórico se calcula restando 100 a la estatura en centímetros. Enfermedades crónicas Como es natural, los diabéticos también pueden padecer enfermedades, algunas de ellas crónicas, que han de ser tenidas en cuenta en la alimentación. Así, puede constatarse con mayor frecuencia en las personas con este tipo de padecimiento hipertensión, trastornos circulatorios del corazón, insuficiencia cardíaca y niveles altos de grasa en la sangre. En caso de padecer hipertensión, insuficiencia cardíaca y sobrepeso, es recomendable adelgazar y limitar la ingestión de sal. Si lo que se tiene son niveles altos de grasa en la sangre, lo principal será regular bien la diabetes y elegir adecuadamente las grasas alimenticias -si ambas cosas no dan resultado, se deberá considerar un tratamiento basado en medicamentos-. Condimentar con arte Condimentar correctamente los platos es todo un arte. Hay que prepararlos como más gusten, pero el lema debería ser: no sazonar demasiado, condimentar con arte, endulzar adecuadamente. Hay que evitar una ingestión excesiva de sal, lo cual no implica una renuncia absoluta. No se debe emplear con mesura y hay que renunciar a los alimentos conservados en sal, y a aquellos cuyo sabor haya sido realzado con ella. También se debe renegar de los alimentos enlatados y las conservas, y que evitar las mezclas de condimentos. Por otra parte, es recomendable dar preferencia al agua mineral con un bajo contenido en sodio. Mejor edulcorantes Es posible dar un ‘toque’ a los platos preparándolos con hierbas y otros condimentos en lugar de con sal. En un mismo plato se deberá echar como máximo uno o dos tipos de hierbas que armonicen entre sí; las especias están para resaltar el sabor natural de los alimentos, no para anularlo. A menudo basta con unas gotas, un chorrito o una pizca. Los condimentos molidos o las hierbas frescas deben añadirse después de la cocción. A la hora de endulzar es conveniente renunciar al azúcar, ya que ésta pasa enseguida a la sangre y tiene como consecuencia una subida poco favorable del azúcar sanguíneo. Existen edulcorantes que no tienen calorías

Quizás te interese

¿Qué significa la citólisis? ¿A quién puede afectar?

La gran cantidad de palabras en el mundo de la medicina que existen para describir …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *