Domingo , Agosto 20 2017
Inicio / Salud / Condrosan, usos y propiedades

Condrosan, usos y propiedades

Aquellas personas que tienen problemas con los huesos y padecen de artrosis, entre las muchas medicaciones que pueden tener, una de ellas es la llamada Condrosan, un medicamento que sirve para tratar los problemas de artrosis y que se presenta normalmente en pastillas.

El medicamento entra dentro de los antiinflamatorios y antirreumáticos no esterioideos, lo que quiere decir que aliviar el dolor disminuyendo la inflamación que puede haber en los huesos para que estos no duelan tanto (no es que eliminen por completo el dolor pero al menos sí lo mantienen a raya.

Este tipo de medicación tiene ciertas contraindicaciones que el médico de cabecera debe tener en cuenta antes de recetarlo. Y es que el medicamento no es adecuado si:

  • Eres hipersensible a condroltín sulfato o los componentes del medicamento.
  • Se padecen enfermedades del riñón, hígado o corazón.

Medicación del Condrosan

El médico seguramente habrá estipulado la mejor medicación para el paciente pero algunas veces, si lees el prospecto, te darás cuenta que puede ser menor de lo que se recomienda. En estos casos se da porque se entiende que el problema no es demasiado grave y, si con el tiempo aumenta, se puede ampliar la dosis.

El problema puede venir cuando la dosis ya se da al máximo porque las dosis más superiores puede hacer que tengas problemas. Es más, cuando se receta esta medicación se suele ver toda la medicación que se toma a fin de valorar si se puede tomar (porque, por ejemplo, con medicamentos como ácido acetilsalicílico, triflusal, etc. pueden aumentar el riesgo de los efectos de todos los medicamentos que se tomen).

La dosis suele ser de dos pastillas al día en una sola toma, bien por la mañana o por la noche. Este tratamiento no debe durar más de 3 meses sino que hay que descansar al menos dos meses para que vuelva a surgir efecto ya que, de lo contrario, el cuerpo se adapta a la medicación y al final no sirve de nada cuando ya no vale para calmar los dolores.

En los casos en que los pacientes lo necesitan se puede aumentar la dosis diaria el primer mes con 3 pastillas al día para después bajar a 2 pastillas los 2 meses restantes.

Tanto para los niños como para los adolescentes y menores de 18 años, las pastillas no están recomendadas. Podrías pensar que no lo necesitan pero hay casos de niños con artrosis que tienen que ser tratados desde pequeños para que la enfermedad no vaya a más o tenerla controlada.

Si en algún momento tomas más medicación de la que debieras, en principio, no tienen efectos secundarios pero no es conveniente tomar más de lo que el médico ha recetado ya que, a la larga, sí que podría suponer un problema para que el resto de medicamentos surtan efecto en la misma dolencia. Algunos de los efectos por su toma, que suelen ser muy raros, estarían las náuseas, problemas de estómago, retención de agua, alergia, etc. Si se producen alguno de estos síntomas hay que informar al médico o farmacéutico para valorar si se puede seguir consumiendo o es mejor dejarlo.

Artículos populares

Quizás te interese

Cómo bajar la tensión arterial

Para sentirnos sanos y en perfecta condición física, no hace falta simplemente enfocarnos en lo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *