domingo , octubre 22 2017
Inicio / Salud / Consejos con medicamentos en verano

Consejos con medicamentos en verano

Los medicamentos no es algo que puedas dejar de consumir en verano ni mucho menos, Es algo que has de tomar si sigues un tratamiento largo en el tiempo con el objetivo de que tu salud no se deteriore por este motivo. Pero, ¿tomamos bien las medicinas en verano? A veces no es así y por eso hoy te damos algunas claves importantes a realizar en cuanto los medicamentos en verano.

Consejos para medicamentos

Como sabrás, los medicamentos han de estar siempre en lugares frescos para evitar que el calor pueda deteriorar sus propiedades o bien te sienten mal, que todo puede ocurrir. Tanto es así que, si ves que están en un ambiente demasiado caluroso, lo mejor que puedes hacer es coger los medicamentos y ponerlos cerca del aire acondicionado para que noten el frescor. Si puede ser, colócalos dentro de un armario donde no le de la luz.

Otro consejo a seguir es el de los jarabes. Éstos se suelen dejar fuera del frigorífico porque saben mejor pero en verano es mucho más adecuado que los jarabes estén dentro porque se conservan mejor

Por supuesto, los medicamentos en verano son más susceptibles de ser cogidos por los niños pequeños. Para que eso no te pase procura quitarlos de la vista o ponerlos en lugares alto. Tampoco dejes que los niños te vean tomando una pastilla o jarabe, etc. porque pensarán que son como gominolas o caramelos y querrán probarlos. Por eso siempre es mejor mantenerlos al margen de esto.

Si tienes que viajar y llevar contigo la medicación que tienes recuerda que en el coche y en el trayecto van a tener una temperatura elevada y siempre es mejor controlar ésta. ¿Cómo? Es sencillo, lo único que tienes que hacer es coger unas planchas finas de hielo previamente congeladas para, de esa forma, conseguir que las pastillas no noten la temperatura elevada y se conserven bien.

Los medicamentos que pasan por cambios bruscos de temperatura tampoco son adecuados para su consumo porque no se sabe las consecuencias que pueden llegar a tener en las personas, algunas veces no consiguiendo ningún tipo de mejora en el paciente o enfermo porque es como si hubiera perdido todo el efecto que se supone debe tener el mismo.

Es por eso que los medicamentos hay que cuidarlos y conservarlos lo mejor posible. En casi todos los prospectos se tendrán unas recomendaciones para que los medicamentos se conserven de la mejor forma posible. Después solo es cuestión de aplicarlos en el día a día con el objetivo de conseguir que éstos siempre sean sanos a la hora de tomarse.

Por supuesto, si tienes alguna duda con el medicamento siempre puedes preguntar a tu farmacéutico o a tu medico de cabecera que serán los que mejor pueden asesorarte al respecto y con el que te quedarás más seguro para, de esa forma, conseguir que el medicamento haga el efecto que debe en tu cuerpo.

Quizás te interese

Alimentos ricos en fósforo

Prestarle atención a los alimentos que conforman nuestra rutina alimentaria no está del todo fuera …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *