martes , diciembre 12 2017
Inicio / Salud / El deporte ayuda a vivir más y mejor

El deporte ayuda a vivir más y mejor

En las puertas del verano y acuciados por la presión que sobre las personas ejerce la sociedad actual, gran parte de la población retoma su preocupación por la imagen corporal. Sin ser este un motivo desdeñable para acercarse a la salud, no se debe caer en el error de considerar la estética como el único patrón a tener en cuenta. Y sobre todo, no debe hacerse una carrera contra reloj. No todo vale, como las dietas espartanas, actividad física sin mesura y otras técnicas que se venden en el mercado camuflado en lo pseudo-sanitario y que en demasiadas ocasiones atenta contra de la salud. También se comete con demasiada frecuencia el error de tener sólo en mente el factor fuerza, como única variable de la preparación física. LAS PERSONAS QUE HACEN DEPORTE VIVEN MÁS La actividad física es buena para la salud porque protege frente a la muerte prematura. Cualquier persona, independientemente de su herencia, factores familiares o estado de salud, puede reducir su riesgo de mortalidad si comienza a practicar alguna actividad físico-deportiva. El ejercicio reduce la mortalidad por sí mismo, ya que incluso aquellos individuos que tienen factores de riesgo pero que son físicamente muy activos, poseen un riesgo de mortalidad similar o menor que las personas sedentarias sin factores de riesgo. Existe una relación de causa-efecto entre el ejercicio ( y posiblemente el deporte competitivo) y una mortalidad más baja. EL EJERFICIO FÍSICO AÑADE AÑOS A LA VIDA Y VIDA A LOS AÑOS Al comenzar una práctica deportiva, hay que basar el esfuerzo en tres pilares fundamentales: la nutrición, el trabajo de resistencia y el de flexibilidad. La nutrición. Resulta obvio recordar que debe existir un equilibrio entre lo que se consume y lo que se gasta. Siempre que esta ecuación se desnivele, se está actuando en contra de la salud. En los casos de sobrepeso se recomienda tener paciencia y no perder más de un kilo a la semana. El trabajo de resistencia. Es la base de toda mejora, poniendo en marcha el sistema cardiovascular. No hay que olvidar la importancia de ”diseñar un traje a medida” ya que todos los programas de ejercicio físico no son válidos para todas las personas. Como medida preventiva, y para trabajar con una frecuencia cardiaca segura, se debe tener en cuenta cual es la Frecuencia Cardiaca Máxima de cada persona. Ésta se obtiene al restar a 220 la edad que se tiene en años. Así, una persona de 40 años no deberá de sobrepasar las 180 pulsaciones por minuto durante un esfuerzo. Ahora sólo quedaría seleccionar el tipo de actividad; andar, correr, nadar, montar en bicicleta, remar, esquiar o cualquier otra actividad de larga duración pero de poca intensidad. En cuanto a la frecuencia, son recomendables tres sesiones por semana como mínimo, en días alternos, y huir siempre de la fatiga extrema (sobreentrenamiento). Si va en grupo, recuerde que cada uno tiene su propio nivel. Para ajustar la intensidad se utilizará la fórmula previa de la Frecuencia Cardiaca Máxima, trabajando el primer mes por debajo del 50% del máximo personal. El segundo mes, por debajo del 60% pudiendo llegar al 80%-90% después de muchos meses de trabajo, recordando que estos datos son orientativos y conservadores para algunos, dependiendo del nivel inicial de cada uno. La duración debe ser gradual, empezando por debajo de los 15 minutos hasta alcanzar 20 minutos de trabajo continuo. Una buena fórmula para comenzar es el cross-paseo, 30 segundos caminando/30 segundos corriendo, hasta donde el cuerpo aguante ….y de ahí al infinito. Si a pesar de todo esto no se ve con la suficiente confianza para iniciar por sí solo un plan de mejora o de mantenimiento de su salud y disfrutar de una mejor calidad de vida, no se desanime. Siempre existe la posibilidad de acercarse a un centro de fitness, donde encontrará multitud de actividades que le facilitarán de manera motivadora mejorar su salud y conseguir una vida más relajada.

Quizás te interese

fibrilacion auricular

Fibrilación auricular, síntomas y tratamiento

La fibrilación auricular es el trastorno más frecuente del corazón. Este trastorno se produce cuando …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *