sábado , noviembre 18 2017
Inicio / Salud / El Hombre contra los Michelines

El Hombre contra los Michelines

Por regla general, las mujeres se preocupan más por su figura que los hombres, pero algo está cambiando en este terreno ya que, cada día, son más los que además de hacer ejercicio para mantenerse en forma y no acabar sacando tripa, cuidan su alimentación y sus hábitos de vida. Algunos le llaman la curva de la felicidad, porque antes, generalmente, les empezaba a salir a los hombres cuando se casaban, por aquello de que sus mujeres les alimentaban bien. Esta pequeña anécdota puede servir para situarnos en los alrededores del problema, ya que la zona de la tripa es la más propensa en los hombres a acumular grasas. En muchos casos, el hombre tiene una complexión normal y sin embargo, le delata la voluminosidad de su tripa. Según un estudio realizado por científicos americanos, las mujeres son más propensas a padecer problemas de obesidad que los hombres. Una posible causa de que las mujeres tengan mayor tendencia a padecer sobrepeso puede ser que éstas tienen mayor proporción de tejido adiposo (grasa ) en su cuerpo ( 25% ), en comparación con los hombres ,los cuales, sólo tienen un 15% de su peso corporal total en forma de grasa, y cuando la acumulan, tiende a quedarse en esa zona media. Reducir volumen Para tratar de eliminar esos dobleces que se acomodan en la zona del estómago y tripa, la mayoría de los especialistas recomiendan quemar la grasa con ejercicios abdominales, además de seguir una alimentación equilibrada. El entrenamiento de los músculos abdominales para muchos hombres es una especie de sesión de torturas, cuando lo que tendría que significar es una fase más dentro de su rutina de ejercicios. La falta de motivación es algo en la que todos los especialistas hacen hincapié. Además, la mayoría de ellos recomiendan que para obtener los logros deseados a través del entrenamiento de los abdominales, se complemente el trabajo del gimnasio con la ayuda de ejercicios aeróbicos semanales. Un ejemplo de ello nos lo ofrece un estudio recientemente publicado. Se trata de un informe del Cooper Aerobic Institute, de Estados Unidos, que ha reivindicado la validez de saltar a la comba como un método rápido de quemar calorías y mejorar la forma física. La investigación señala que bastan 10 minutos seguidos de salto a la comba para conseguir el mismo beneficio físico que 30 minutos de carreras a un ritmo cómodo. En Estados Unidos se está extendiendo en los gimnasios como método de preparación el llamado Aero-Jump, es decir, saltar a la comba realizando diferentes movimientos y variando los tiempos de recuperación entre las series de ejercicios. Los preparadores físicos suelen recomendar a los hombres, además de ejercicios específicos que fortalezcan los abdominales, realizar otros aeróbicos durante dos o tres sesiones de entrenamiento por semana, donde se incluya el correr, nadar, pedalear, o realizar caminatas intensas ya que el ejercicio aeróbico es fundamental para la eliminación de tejido adiposo. En cuanto a la dieta a seguir, ésta deberá seguir un equilibrio de alimentos ingeridos, en la que abunden las fibras, legumbres, cereales y todo tipo de verduras. Se recomienda mantener un control adecuado de los hidratos de carbono simples y restringir los hidratos complejos. La combinación de una dieta ajustada, ejercicios aeróbicos y el trabajo de abdominales en un gimnasio puede llegar a proporcionar los resultados ansiados en un periodo corto de tiempo, siempre de acuerdo a la constancia, voluntad y dedicación que cada persona ponga en práctica. Hay que recordar que si una persona tiene grasa corporal que eliminar en su zona media, no conseguirá nada a base de ejercicios abdominales solamente. Los especialistas hacen mucho hincapié en la combinación de los tres elementos antes mencionados. Tratar de restringir la alimentación –pero nunca pasar hambre-, realizar ejercicios de tipo aeróbicos para eliminar este tejido adiposo de más, y fortalecer los abdominales tonificándolos a través del ejercicio, ya sea en gimnasio o en casa, aunque en un principio se recomienda acudir a un gimnasio hasta que se aprendan las posturas correctas a adoptar. Una mala posición al hacer las abdominales puede acarrear una lesión de espalda. Y por supuesto, queda prohibida la automedicación con productos adelgazantes ricos en diuréticos.

Quizás te interese

Píldoras anticonceptivas, ¿cómo se usan?

Las píldoras anticonceptivas es un método que previene el embarazo contienen dos hormonas artificiales estrógeno …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *