jueves , noviembre 23 2017
Inicio / Salud / Enfermedades y bajas laborales
accidente laboral

Enfermedades y bajas laborales

Son muchas las horas dedicadas a la vida laboral, es por eso conveniente conocer los derechos que uno posee, en caso de no poder realizar su labor por cuestiones físicas o de salud. Trabajar en un entorno saludable y seguro, puede evitar muchas de estas contingencias. Sufrir un accidente laboral, no es sólo una parcela reservada a los trabajadores que están expuestos a riesgos peligrosos. Una persona que trabaje en una oficina, puede padecer igualmente de males como el estrés, lesiones oculares crónicas por la exposición continua a la pantalla del ordenador o problemas de espalda por la adopción de posturas inadecuadas. Cuando se produce una incapacidad -independientemente de que sea en el trabajo o fuera de él- y la imposibilidad de desarrollar la tarea correspondiente, el médico puede optar por dar una baja por. Dentro de éstas, hay diferentes categorías. Incapacidad laboral transitoria Es la situación más habitual, en la que los trabajadores están incapacitados temporalmente por enfermedades comunes, como la gripe, enfermedades profesionales derivadas directamente del desempeño de su trabajo, o por maternidad. El periodo máximo de percepción del subsidio de este tipo de incapacidad, es de 12 meses, prorrogables en otros 6 en caso de accidente de trabajo o enfermedad. Si la baja es por maternidad, no excederá de 16 semanas. En este tipo de incapacidad, los períodos producidos por un mismo proceso patológico se suman aunque se produzcan en diferentes etapas, y siempre que éstas sean inferiores a 6 meses. Invalidez provisional Esta baja, se aplica a los trabajadores que después de superado el tiempo máximo de la incapacidad laboral transitoria, no están recuperados. Y que necesitan proseguir con asistencia sanitaria, sin poder desarrollar su trabajo, siempre que la invalidez no se prevea definitiva. Su duración máxima será de 6 años, a partir del primer día después de la finalización de la baja transitoria. Esta situación, se dará siempre que el trabajador no pueda incorporarse a otra labor que pueda desarrollar dentro de la misma empresa. Situación que el empresario está obligado a aceptar. Invalidez permanente Cuando un trabajador, después de haber seguido el tratamiento previsto y tras haber recibido el alta médica, presenta reducciones anatómicas y funcionales graves, previsiblemente definitivas, de tal forma que les impide realizar su trabajo. Dentro de esta invalidez, también existen diferentes grados. Incapacidad permanente parcial para la profesión habitual, es aquella que sin alcanzar una discapacitación total, sí ocasiona una disminución en el rendimiento de su profesión superior al 33%. En este caso, se puede seguir trabajando en ese u otro puesto, además de cobrar una indemnización por las secuelas. La incapacidad permanente total para la profesión habitual inhabilita al trabajador para la realización de todas o de las fundamentales tareas de su profesión, siempre que pueda dedicarse a otra distinta. En esta invalidez, se percibe el 55% de la base salarial. En la incapacidad permanente total cualificada, a parte de la situación anterior, el trabajador, por su edad, falta de preparación y otras circunstancias sociales y laborales del lugar de residencia, difícilmente pueda obtener un empleo nuevo en actividad distinta a la suya. En este caso, se cobrará el 75% de la base salarial si se tiene 55 años o se está próximo y si no se tiene cualificación. La incapacidad permanente absoluta para todo trabajo inhabilita por completo al trabajador para toda profesión u oficio. El subsidio a percibir, se establece en 100% de la base salarial. La gran invalidez es la situación en la que el trabajador, a consecuencia de pérdidas anatómicas o funcionales requiere de otra persona para llevar a cabo los actos esenciales de la vida, recibiendo el 150% de la base salarial.

Quizás te interese

Píldoras anticonceptivas, ¿cómo se usan?

Las píldoras anticonceptivas es un método que previene el embarazo contienen dos hormonas artificiales estrógeno …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *