sábado , enero 20 2018
Inicio / Salud / Enfermo mental se dispara en la cabeza para suicidarse, no muere, pero la bala elimina su enfermedad mental

Enfermo mental se dispara en la cabeza para suicidarse, no muere, pero la bala elimina su enfermedad mental

Te imaginas que intentes suicidarte y sin querer te cures el problema que te amargaba la vida?

George, tenía una enfermedad obsesiva compulsiva que le obligaba a lavarse las manos cientos de veces al día y a duchar más de 10 porque sufría una angustia inusual por los gérmenes.

Las personas que sufren este tipo de enfermedad mental, están destinadas a repetir el mismo acto una y otra vez sin parar debido a que si no lo hacen comienzan a sentir angustia y ataques de pánico.

El protagonista de nuestra historia, identificado sólo como George, era un paciente que tras haber tenido que dejar de estudiar y haber perdido su trabajo por su fobia intento suicidarse.

La desesperación de no poder estar cerca de nadie o poder hacer vida normal, le hizo querer acabar con su vida pegándose un tiro en la cabeza, con la  suerte de que la bala, destruyó la zona que le hacía tener ese tipo de obsesión, alejándolo de su enfermedad mental sin tocar otro órgano.

Los médicos, que han publicado la noticia en una prestigiosa revista de psiquiatría han dicho que el caso de su paciente “George” es realmente increíble y que se puede considerar que es la persona con más suerte del mundo.

Los médicos cuentan:

“George estaba extremadamente deprimido, tanto que un día le dijo a su madre que la única solución que veía era suicidarse a lo cual ella contesto, – George, si verdaderamente quieres suicidarte pégate un tiro- Él, muy obediente bajo al sótano y con un rifle se pegó un tiro en la cabeza desde la boca y la bala se alojó en el frontal izquierdo del cerebro. Se necesitaron horas de operación por medio de las cuáles no pudieron sacar todos los fragmentos pero lo intentaron con la mayoría. “

Al despertar, tres semanas después, se dieron cuenta que George no sentía impulsos de lavarse las manos de forma constante y que tampoco tenía la necesidad de darse más de una ducha al día y se comenzó a sentir cómodo entre las personas. Además, su coeficiente intelectual no tuvo ningún problema.

Quizás te interese

limpieza de cara

Cómo realizar una limpieza de cutis casera

Realizar una limpieza de cutis casera una vez por semana es imprescindible para cuidar la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *