sábado , diciembre 16 2017
Inicio / Salud / La importancia del DHA durante el período de gestación y lactancia de una embarazada
DHA

La importancia del DHA durante el período de gestación y lactancia de una embarazada

El omega-3 contiene una gran cantidad de ácidos grasos, pero de entre todos ellos el DHA es uno de los más importantes durante los nueves meses de gestación y el primer año de vida del bebé. Los ácidos grasos se acumulan en el cerebro del bebé durante el embarazo y su primer año de vida, siendo el 14% de ellos omega-3 y, principalmente DHA, y un 17% omega-6, con un alto contenido en ácido araquidónico.

Los niveles de DHA aumentan de manera exponencial durante los últimos tres meses de gestación. En este periodo de tiempo también se desarrollan las redes neuronales del cerebro del bebé y se consolida la retina de los ojos, y es que durante el último trimestre de embarazo la materia gris del cerebro y la zona central de la retina acumulan el 30% y un porcentaje superior al 50% de DHA respectivamente, entre sus ácidos grasos.

El DHA juega un papel muy importante en el embarazo, ya que es esencial para desarrollar y formas de manera correcta el sistema visual y nervioso del bebé.

Normalmente los niños que no han tenido una alimentación del todo correcta, los prematuros, los de madres vegetarianas, los de partos gemelares y en algunos casos los adoptados, pueden carecer de DHA. Muchas embarazadas deciden introducir en su alimentación durante los meses de gestación complementos alimenticios como, por ejemplo, los que podemos encontrar en una farmacia online, para evitar que el bebé corra el riesgo de tener deficiencias de DHA y cuente con los beneficios siguientes, tanto para él como para la embarazada:

  • Disminución de la posibilidad de tener un parto prematuro.
  • Mayor peso del bebé tras el parto.
  • Ayuda a desarrollar correctamente el sistema neuronal del feto.
  • Mejora de la psicomotricidad.
  • Mejora del desarrollo intelectual.
  • Ayuda al desarrollo del sistema visual.

La Unión Europea a través de sus programas EARNEST y PeriLip aconsejan ingerir mínimo 200 mg de DHA todos los días durante la gestación y el periodo de lactancia, pudiendo llegar a los 1000 mg diarios de éste, una cantidad segura y permitida. Ambos programas recomiendan un consumo mínimo diario de 500 mg al día durante el embarazo y la lactancia de una embarazada.

Quizás te interese

fibrilacion auricular

Fibrilación auricular, síntomas y tratamiento

La fibrilación auricular es el trastorno más frecuente del corazón. Este trastorno se produce cuando …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *