domingo , octubre 22 2017
Inicio / Salud / La Vitamina A

La Vitamina A

La vitamina A se hace imprescindible para el buen funcionamiento del organismo. No sólo por los beneficios que proporciona, sino también pro los perjuicios que ocasiona su deficiencia. La vitamina A es liposoluble y se almacena en el organismo. Al igual que el resto de las vitaminas es de vital importancia para el buen funcionamiento del organismo. Su nombre se puede asociar a otros dos: Retinol y carotenos. Ambos conceptos indican vitamina A. El retinol se encuentra concentrado en ciertos alimentos de origen animal como el hígado, o la grasa proveniente de los productos lácteos. Por su parte, los carotenos se encuentran en grandes proporciones en vegetales como zanahorias, perejil, brécol, lechuga y todas las frutas de color amarillo. De todos ellos, el más conocido es el betacaroteno. Unos y otros son sustancias que se transforman en vitamina A mediante un proceso que tiene lugar en el intestino y en el hígado. Beneficios La vitamina A mantiene las mucosas en estado óptimo. Por eso, entre las funciones más positivas que proporciona en el organismo destaca su efecto protector ante las infecciones. Además, mantiene en buenas condiciones los huesos y dientes, la piel y el cabello, mejora la asimilación de las proteínas, ayuda a controlar el nivel de estrógenos y previene la anemia. Los niños también salen favorecidos ya que fomenta el crecimiento infantil. Algunas precauciones Todos los ácidos grasos poliinsaturados actúan en contra de esta vitamina. De esta forma, si se toman 400 UI de vitamina E, para contrarrestar se necesitan al menos, 10.000 de UI de la vitamina A en forma de retinol. En cualquier caso, al tratarse de una vitamina que se almacena en el organismo, no se puede administrar de forma aleatoria y su consumo debe ser controlado por un profesional. En condiciones normales, un adulto sano no debería superar la ingesta de más de 5.000 UI. Tomar elevadas dosis al día de esta vitamina en forma de retinol y durante un largo período de tiempo puede generar una intoxicación. Sin embargo, no ocurre lo mismo con los carotenos que se pueden consumir grandes dosis sin correr ningún riesgo. Como mucho se puede producir una pigmentación más amarillenta que desaparece en el momento que se frena la ingesta. Cuándo se produce intoxicación por exceso de retinol los síntomas más acusados son; nauseas y vómitos, diarrea, caída de cabello y piel seca e irritada. En cuadros de intoxicación grave puede haber fragilidad ósea, menstruaciones irregulares, visión borrosa y un aumento de tamaño del hígado. Para una mejor absorción Como el resto de los micronutrientes, la vitamina A también necesita de otras sustancias para que se produzca una mejor absorción de la misma. Sobre todo necesita de las vitaminas enmarcadas dentro del grupo B, ya que preservan la vitamina A almacenada. La C también cumple un objetivo y es que evita su oxidación, además de prevenir de los efectos más perjudiciales en caso que se produzca intoxicación. También cumplen una misión la vitamina E, que actúa como antioxidante; las vitaminas F y D, así como el calcio, el fósforo y el zinc.

Quizás te interese

Alimentos ricos en fósforo

Prestarle atención a los alimentos que conforman nuestra rutina alimentaria no está del todo fuera …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *