lunes , diciembre 11 2017
Inicio / Salud / Mascotas para la sulud
mascotas salud

Mascotas para la sulud

El diccionario define como mascota cualquier persona, animal o cosa que, según la creencia popular, da buena suerte. El término es, por tanto, prácticamente sinónimo de amuleto. Sin embargo, en la mayoría de ocasiones se utiliza comúnmente para referirse a los animales que conviven con los habitantes de una casa y, en muchas ocasiones, les prestan la compañía y ayuda que otras personas les niegan. Estadísticas realizadas en América concluyen que el 95% de las personas que conviven con animales domésticos, en especial perros y gatos, los consideran como un integrante más de la familia, estableciendo con ellos un estrecho vínculo. Esta relación humano-animal ha captado el interés de muchos investigadores de diversas partes del mundo que han descubierto algo trascendental y que para muchos es novedoso: los animales pueden contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas. La familia y uno más Los estudios realizados por los doctores Katcher y Friedman, de la Universidad de Pensilvania (EE.UU.), han demostrado que el simple hecho de acariciar a un animal durante unos minutos puede provocar disminuciones de la presión arterial de hasta un milímetro de mercurio. Más recientemente, se ha comprobado que las personas que han sufrido una crisis cardiaca tienen mejores perspectivas de vida si conviven con animales. EL efecto de un animal de compañía en estos casos puede ser incluso más beneficioso que, por ejemplo, la visita de un amigo. Pero, al margen de los efectos meramente terapéuticos, la presencia de un infalible compañero de fatigas como puede ser un perro o un gato tiene una demostrada influencia positiva en la calidad de vida y el estado de ánimo de cualquier persona, y en especial de las de edad avanzada. EFECTOS POSITIVOS DE LAS MASCOTAS Aumento de la autoestima En una sociedad enfocada eminentemente a la “productividad” económica, la jubilación deja en muchas personas una sensación de vacío que se potencia con el sentimiento de ”no ser útil” y que socava de forma importante la autoestima. La presencia de una mascota, con sus requerimientos de atención y cuidados, neutraliza esa sensación, y pasa a ocupar un legar central en las prioridades de la persona. Efecto socializador o de puente social las mascotas constituyen por sí mismas un importante factor de acercamiento entre personas en la calle, parques, etc. Es fácil entablar conversación, aún con extraños, cuando hay una mascota de por medio, fomentando así la socialización de la persona y motivándola a salir de su casa. Efecto relajante la presencia de una mascota se muestra como un importante amortiguador emocional. Está demostrado que la mera presencia de un perro o un gato, por ejemplo, reduce las tensiones psicológicas y el estrés, especialmente en el caso de noticias graves o situaciones puntuales de tensión. Estimulador de la salud Las mascotas promueven un mínimo de actividad física en sus dueños, sobre todo en el caso de los perros, que necesitan que se los saque a pasear varias veces al día. Uno de los principales factores de deterioro anímico y físico entre las personas de edad avanzada es la imposibilidad de establecer una rutina activa diaria. Tener un perro, sin embargo, obliga a marcarse una rutina mínima de ejercicio físico en forma de paseos, y está demostrado que la actividad física moderada pero permanente evita fracturas de caderas y mejora el funcionamiento cardiovascular entre otros beneficios. Sin embargo, cuando el dueño de la mascota sufre un deterioro físico importante o dificultades para la movilidad, la mascota ideal es un gato, que precisa menos atención pero aporta todos los efectos positivos ya mencionados. Sea cual sea la mascota elegida, recuerda que las mascotas necesitan tener un seguro que al menos cubran la responsabilidad civil a terceros. Estaremos más tranquilos y podremos disfrutar de ellas sin problemas.

Quizás te interese

Un hombre sufre 100 orgasmos al día por un trastorno

Dale Decker que así se llama este hombre, sufre un trastorno de excitación genital, el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *