Sábado , Julio 22 2017
Inicio / Salud / Tipos de ictus y su prevención

Tipos de ictus y su prevención

Un ictus es la interrupción súbita de la circulación cerebral en una determinada región, se caracteriza sobretodo por su establecimiento de forma brusca, y suele afectar sobretodo a personas mayores con factores de riesgo que facilitan su aparición. Principalmente se distinguen dos tipos de ictus: los ictus isquémicos y los ictus hemorrágicos. En cuanto a los ictus isquémicos, son los más frecuentes y se producen por la disminución del flujo sanguíneo de un área cerebral, cosa que produce un infarto cerebral, ya que debido a la falta de aporte de nutrientes y oxígeno, las células cerebrales mueren y por tanto hay una pérdida de funciones cerebrales. En cambio, los ictus hemorrágicos, que son mucho menos frecuentes, se producen por la rotura de un vaso sanguíneo cerebral. Los ictus, aunque aparecen de forma brusca, sí que pueden prevenirse, sobretodo mediante el control de los principales factores de riesgo, que hoy en día son bien conocidos, y está claramente definida su relación con la mayor frecuencia de ictus. Hay algunos sobre los que no podemos actuar, como por ejemplo la edad, aumentando mucho el riesgo de sufrir un ictus a partir de los 60 años, el sexo, siendo más frecuentes los ictus en los varones, o la raza negra. Sin embargo, hay otros muchos sobre los que sí podemos actuar, siendo estos los más importantes y sobre los que debe centrarse la atención médica, siendo los más frecuentes: la hipertensión arterial, la diabetes, el tabaco, las enfermedades cardíacas o el colesterol.

Quizás te interese

¿Qué es la Queratosis pilaris?

La queratosis pilaris es una afección de la piel que se produce cuando la proteína …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *